Saltar al contenido

VACUNAS PARA GATOS Y GATITOS. Cuales son obligatorias y cuando ponerlas

Publicado el , actualizado el
vacunas para gatos

Cada vez hay más vacunas para gatos en el mercado, y para que no te lies, en esta entrada te queremos informar de cuales son las vacunas más recomendadas o más importantes para tu gato adulto ó tu gatito. Además veremos contra qué enfermedades protegen dichas vacunas para gatos, a qué edad se vacunan los gatitos o cuando vacunar a un gato adulto. ¿Sabes cada cuanto tiempo debes revacunar a tu gato? ¡En el poste de hoy en PetDarling, resolvemos estas dudas frecuentes!

Cuales son las vacunas que debo poner a mi gato

Como en muchos otros temas relacionados con nuestras mascotas, no hay un consenso total respecto a qué vacunas deben ser administradas a los gatos.  El tema de las vacunas en gatos y perros es controvertido, y aún faltan estudios concluyentes para zanjar algunas cuestiones que hoy en día se nos siguen planteando.

Las vacunas para gatos son un tratamiento preventivo de las enfermedades, consistente en inocular virus atenuados o inactivados en el organismo, para que este produzca anticuerpos de defensa ante dicho virus. Se genera así cierta memoria inmunitaria en el cuerpo frente a determinadas enfermedades. Los gatos domésticos llevan vidas diferentes, unos salen a la calle o a exposiciones de belleza y se mezclan con otros gatos, y en cambio otros jamás salen de casa, con lo cual el riesgo de contagios ante determinadas enfermedades se reduce mucho. Debes entender que cada caso es distinto y pedir consejo a tu veterinario de confianza para que pueda ofrecer el mejor tratamiento a tu gato.

Pero en vacunas no es oro todo lo que reluce, y algunas plantean serias contraindicaciones, mientras que otras no protegen de la enfermedad al 100% de los individuos, ya que un porcentaje de gatos no logra inmunizarse. Nosotros hemos decidido mostrarte a continuación las vacunas sobre las que existe más consenso a nivel internacional, y en general todos los gatos, ya sean de interior o exterior deberían recibirlas. No obstante, este artículo es meramente informativo, debes consultar a tu veterinario para tu caso concreto y sé consciente de que debes cumplir la legislación del lugar en que residas en materia de vacunas animales. ¡Atento, ahí van las vacunas más importantes!

Plan de vacunación para gatos y gatitos

¿Qué vacunas se ponen a un gatito? En primer lugar, ten en cuenta que para poner vacunas a gatitos, éstos tienen que estar destetados, es decir, que ya no mamen de la madre gata. Si no, los anticuerpos que la madre pasa a sus crías en la leche, pueden interferir con el proceso de la vacuna.

Según la edad del gato, se van administrando diferentes vacunas. Un plan de vacunación para gatitos es el siguiente:

  • A partir de las 8 semanas de vida, los gatitos reciben su primera dósis de vacuna trivalente, contra panleucopenia felina, rinotraqueitis y calcivirosis.
  • Pasadas 4 semanas debe colocarse una segunda dósis de refuerzo de trivalente, que nos asegurará que el gatito ha creado los anticuerpos necesarios correctamente.
  • En caso de que tu gatito tenga acceso al exterior, deberás sustituir la vacuna trivalente por una vacuna tetravalente más completa, que también incluye protección contra la leucemia felina. El refuerzo de esta vacuna sería como en el caso anterior, una dosis recordatorio 4 semanas más tarde.
  • Entre los 3 y los 6 meses de edad ya se puede vacunar a los gatitos contra la rabia.

Vacunas para gatitos 

En el caso de que tu gato viva en casa sin acceso al exterior, y sin contacto con otros gatos, su plan de vacunación comenzará hacia las 8 semanas de vida con una dósis de vacuna trivalente. Esta vacuna trivalente protege contra panleucopenia felina, rinotraqueitis y calcivirosis, tres enfermedades contagiosas muy comunes.

Pasadas 4 semanas desde la primera vacuna, debe colocarse el refuerzo, que consiste en una segunda dósis recordatorio para asegurarnos de que el sistema inmunitario del gatito ha creado correctamente los anticuerpos contra dichas enfermedades.

Si por el contrario, tu gato tiene acceso al exterior, o tiene contacto con otros gatos externos a tu casa, es conveniente vacunarlo también contra la leucemia felina. En este caso, seguiremos el mismo plan de vacunación en las fechas antes indicadas, pero simplemente en lugar de colocar solo la vacuna trivalente colocaremos una que incluye dicha trivalente más leucemia en una sola vacuna. Como en el caso anterior, 4 semanas después el veterinario administrará una segunda dosis de trivalente + leucemia como refuerzo. Esto ofrece una gran ventaja, ya que con esas 2 dósis de vacunas para gatos, estarías cubriendo 4 enfermedades felinas serias y muy comunes.

La vacuna de la rabia se pone cuando el gatito tiene entre 3 y 6 meses de edad. Esta es una vacuna obligatoria por ley para viajes internacionales con tu gato. También es obligatoria (aunque no viajes) si vives en algunos países. Al no ser obligatoria en todos los lugares, no todos los propietarios vacunan contra la rabia a sus gatos. Consulta con tu veterinario, quien te informará sobre la normativa local y la incidencia de esta enfermedad en tu región, para que sepas si debes colocar esta vacuna a tu gato.

En ningún caso se debe vacunar a un gatito o gato que esté enfermo, o muestre cualquier síntoma de enfermedad.

Atención, es importante respetar los plazos de los refuerzos de las vacunas. ¿Qué ocurre si por ejemplo, sólo ponemos la primera vacuna de trivalente, y dejamos pasar 6 meses sin vacunar el refuerzo? En ese caso, la primera vacuna no servirá para nada y será un dinero gastado en el veterinario en balde. El efecto es como si no lo hubiésemos vacunado. Así que, sigue correctamente las pautas y plazos de revacunación de tus gatitos que te marcará tu veterinario, y no te saltes la dósis de refuerzo.

Vacunas para gatos adultos

¿Cuales son las vacunas para un gato adulto? Si el gato es tuyo y lo has tenido desde pequeño, cuando tenga un año de edad, se repite una dósis de vacuna trivalente, o bien de trivalente + leucemia, según sea tu caso. Igualmente se repite la vacuna contra la rabia.

Y a partir de aquí puede ponerse trivalente cada 3 años (o según lo exiga la norma legal de tu país), y rabia según lo exija la ley en cada país (puede ser anualmente, o cada 3 años como en algunos estados de U.S.A).

Cada cuanto tiempo debo revacunar a un gato adulto

Si tu gato ha sido correctamente vacunado cuando era gatito, con la primera dósis de vacuna y su recordatorio, y además cuando tiene un año lo vuelves a vacunar correctamente con una dósis de vacuna adicional, ¿a partir de ahi cada cuanto tiempo hay que vacunar a un gato adulto?

En cuanto a la revacunación en general, tradicionalmente se ha pensado que los gatos adultos debían volver a pincharse anualmente y muchos veterinarios estaban recomendando la revacunación anual de los gatos adultos.

Pero estudios más recientes observan que muchas vacunas ofrecen protección inmunológica que dura mucho más tiempo que un año. En algunos países como Estados Unidos, muchas asociaciones veterinarias ya están recomendando aplicar las revacunaciones de Trivalente cada 3 años. Este es un dato muy interesante a tener en cuenta. Consúltalo con tu veterinario, infórmate por tu cuenta, y decide según tus circunstancias y el tipo de vida que lleven tus gatos.

Si acabo de adoptar un gato adulto sin vacunar ¿qué vacunas le debo poner?

¿Puedo vacunar un gato adulto? Si has adoptado un gato que ya es adulto, y no estaba vacunado porque era de la calle, sí lo puedes vacunar, independientemente de su edad. Las vacunas para gatos adultos serían simplemente:

  • Una dosis de vacuna trivalente para gatos (panleucopenia, rinotraqueitis, calcivirosis).
  • O bien, una dósis de trivalente+leucemia si optas por la vacuna combinada

Cuando un gato ya es un adulto sano, su sistema inmunitario está bien desarrollado. Por eso, muchos veterinarios recomiendan en los adultos sanos una única dósis de vacuna, sin necesidad de aplicar el refuerzo, que sí es necesario en el caso de los gatitos.

Eso sí, antes de vacunar, si has recogido de la calle un gato o gatito, lo más conveniente es que lo primero, tu veterinario le haga un test de las principales enfermedades (tales como leucemia felina o inmunodeficiencia). Estos análisis se realizan a partir de una muestra de sangre del gato, y los tests básicos no son muy caros. Esto es esencial, para saber que enfermedades puede tener ese gatito, y además porque antes de vacunar de leucemia felina debemos estar seguros de que el gatito no está ya enfermo de leucemia.

¿Cual es el precio de un test de leucemia felina más inmunodeficiencia? En España suelen costar unos 30 euros. En tan solo unas horas, o un día, tendrás el resultado, y ese será sin duda un dinero bien invertido.

vacunar gato

Vacuna trivalente para gatos

La vacuna trivalente protege frente a las siguientes enfermedades:

  • Panleucopenia felina: O Tifus Felino, una enfermedad producida por un parvovirus. Produce que el gato esté postrado, con gastroenteritis y disminución de los glóbulos blancos. Es mortal en el 80% de los casos para gatos menores de 6 meses y en el 40% para los gatos adultos.
  • Rinotraqueitis: enfermedad respiratoria contagiosa producida por un herpesvirus con síntomas de estornudos, mocos y secreciones oculares.
  • Calicivirosis: enfermedad respiratoria que también produce síntomas tipo gripe felina, producida por un picornavirus.

Vacuna de leucemia para gatos

Respecto a la vacuna de leucemia felina, hay una cosa que debes saber. Antes de vacunar a los gatos contra la leucemia, hay que realizarles una prueba para determinar si es portador del virus. ¿Y si no hago el test de leucemia y lo vacuno?  Es un riesgo. Si vacunas de leucemia a un gato o gatito que ya es portador del virus, puedes descompensar por completo su sistema inmunológico y causarle un gran perjuicio, o si está muy débil, la vacuna podrá incluso acabar con su vida. Por ello, es de vital importancia realizar antes el test.

Además, sólo es interesante vacunar de leucemia a los gatos en riesgo. ¿Y cuales son? Los gatos en riesgo de contagio de leucemia felina son todos los que salen a la calle, o van a exposiciones, los que están en contacto con otros gatos, y especialmente con gatos callejeros y por supuesto, aquellos gatos que viven o tienen contacto con gatos de una colonia. La Leucemia felina  es una enfermedad mortal, altamente contagiosa, (si necesitas más información sobre ella, pincha en el link anterior y conocerás sus síntomas y como se produce el contagio).

La vacuna para la leucemia se aplica a los gatitos en dos veces, como en el caso de la trivalente (una vacuna más el recordatorio). Esta vacuna debe administrarse entre las 8 y 16 semanas (entre los 2 y los 4 meses) con una separación mínima de 15 días entre ambas aplicaciones.

calendario de vacunas del gato

Riesgos de la vacuna de leucemia felina. Esta vacuna ciertamente ofrece un gran beneficio para los gatos que salen al exterior, pero también tiene contraindicaciones, como la posible aparición de sarcomas, entre otras. Un sarcoma es un tumor maligno que se produce en los tejidos, músculos o vasos sanguíneos cercanos a donde se puso la vacuna. Por eso mi es buena idea vacunar sólo en caso de que tu gato esté en riesgo por los motivos antes comentados.

 Otras vacunas no obligatorias

Las vacunas que acabamos de comentar (trivalente más leucemia) son las más básicas, y sobre las que están de acuerdo la mayoría de veterinarios y criadores. Pero ciertamente, en el mercado hay disponibles muchas otras vacunas para gatos, que pueden ser útiles para tu gato o no, dependiendo de su estado de salud concreto y del tipo de vida que lleve. ¡Consulta a tu especialista!

1.     Vacuna de la rabia en gatos 
Se pone normalmente a las 16 semanas (4 meses) y después se hace un recordatorio anual o cada 3 años, dependiendo del caso. Lo malo de esta enfermedad es que puede transmitirse al humano. En muchos países por ejemplo Europa occidental la rabia ya está prácticametne erradicada, pero en otros como la parte del norte de Africa aún existen casos. Es necesario vacunar de Rabia en caso de que donde vivas sea obligatoria por ley, y también en caso de viajar al extranjero. La legislación sobre la rabia varía entre países, y debes consultar cual es tu situación. ¿La vacuna antirrábica es obligatoria para gatos? Depende del país. Por ejemplo en España la vacuna de rabia para gatos no es obligatoria, (la antirrábica para perros sí es obligatoria), sin embargo en Estados Unidos SÍ que es obligatorio vacunar a los gatos contra la rabia.

2.    Vacuna contra inmunodeficiencia felina (FIV virus de Inmunodeficiencia Felina)
Se trata de una enfermedad similar al VIH humano, aunque no se transmite de gatos a humanos, ya que cada virus es específico para una especie. Existe una vacuna para esta enfermedad,  pero numerosos expertos consideran que su eficacia es discutible y no la recomiendan.

3.    Vacuna contra  Bordetella en gatos
Esta vacuna que se aplica por vía nasal, combate una enfermedad infecciosa en el aparato respiratorio. No obstante puede provocar una pequeña infección en el tracto respiratorio tras la aplicación, y en algunos animales puede causar daño al hígado. Es una vacuna controvertida.

4.    Vacuna contra PIF en gatos (Peritonitis infecciosa felina)
Se trata de una enfermedad incurable y mortal, que actua de manera extraña ya que el virus muta una vez ha infectado al animal. Por fortuna, las estadísticas nos dicen que en los hogares de uno o dos gatos sólo se da un caso por 5.000 hogares. Por tanto es relativamente poco frecuente en los gatos de casa. Eso sí, entre los gatitos recogidos de la calle, sí es mucho más frecuente.

La vacuna contra el PIF, que se administra por vía intranasal, ha arrojado resultados variados en distintos estudios que analizaban su eficacia, por ejemplo para Gerber 1995 era eficaz en el 80% de los casos, mientras que para Hoskins 1995 sólo era eficaz en el 50% de los casos. Por estos resultados dudosos, muchos veterinarios y criadores desaconsejan esta vacuna.    

Vacunas para gatos y Sarcomas

Como todo en la ciencia, las vacunas veterinarias van avanzando día a día para ser más seguras y provocar menos efectos secundarios. No obstante hay que ser realista y admitir que hoy en día aún se dan problemas asociados a las vacunas de gatos, aunque afortunadamente no en todos los casos.

Normalmente un gato recién vacunado puede presentar síntomas leves como cansancio, algo de fiebre, diarrea o pérdida de apetito en las horas siguientes a la vacunación. También se han descrito efectos secundarios más graves como problemas en hígado o riñones o reacciones alérgicas del gato a la vacuna.

Un problema serio asociado con las vacunas son los sarcomas, que pueden producirse por el pinchazo en sí y como reacciones a las vacunas de RABIA Y LEUCEMIA. Un sarcoma es un tipo de cáncer, y se ha comprobado en estudios que el riesgo de desarrollarlo aumenta, sobre todo si se pincha sucesivas veces la vacuna en la misma localización del cuerpo del gato. Es decir, que si vacunas a tu gato contra la leucemia cada año, pongamos, y el pinchazo siempre va en el mismo lugar del cuerpo del gato, las probabilidades de que allí se forme un tumor malingno, en músculos y tejidos, aumentan mucho.

En atención a este problema, algunos veterinarios prefieren vacunar la leucemia y la rabia en una pata del gato, así aunque desarrollase el cáncer, este no se encontrará en un órgano vital. Y también se puede ir variando entre pata derecha y pata izquierda, para no incidir siempre sobre el mismo punto.

Esta es la información sobre vacunas de gatos más básica que todo dueño debe conocer. Pero como siempre, la información se va actualizando constantemente, y nuevas vacunas y nuevos estudios van apareciendo. De modo que infórmate lo máximo posible y consulta siempre con tu veterinario de confianza para tu caso concreto.

Si esta información te ha sido útil, compártela en tus redes, y no dudes en preguntarnos tus dudas o comentarnos tu experiencia con las vacunas, más abajo en los comentarios! 😉

Lee también: