Saltar al contenido

Burmés

23/03/2021

La raza gato burmés, cuyo nombre científico es Felis catus, es una raza de gatos que se originó en Birmania y llegó a Estados Unidos en el siglo XX, a pesar de ser una raza muy antigua. Estos gatos tienen una esperanza de vida entre 15 y 18 años. Son de pelo corto y prefieren el clima caluroso. Si buscas un gato divertido y juguetón,  el Burmés te va a encantar.

Historia del gato Burmés

Aunque se dice que hay evidencias arqueológicas de que este gato existía en Tailandia para el siglo XV. Su origen se coloca en Birmania, ya que existen distintas historias y una de ellas dice que se originaron en los monasterios birmanos.

Durante el siglo XX, esta  raza de gatos medianos, llega a Estados Unidos. A través de una gata de nombre Wong Mau. Esta fue traída de Birmania por el Dr. Joseph C. Thompson. La misma fue cruzada con gatos siameses, pues se pensó que era una variedad de color oscuro de esta raza. Al comprobar que no lo era, se le dio reconocimiento como una raza distinta.

Sin embargo debido a que el gato burmés se hizo una raza muy popular. En las exposiciones de la CFA, aparecieron distintos cruces. Esto hizo que se les retirara el reconocimiento a los burmés como raza en el año 1947 y no se recuperara hasta 1953.

Carácter del gato burmes

El gato americano pelo corto, como también es conocido, es un gato muy sociable. Es amistoso y juguetón. No le gusta la soledad, debes tomar esto en cuenta  si pasas mucho tiempo fuera de casa. Se lleva bien con los niños, le gusta jugar con ellos, son una buena compañía para tus hijos. No tiene problemas para convivir con otros animales, ya que no es un gato territorial.

El gato americano persigue a su amo por toda la casa. Le gusta ser acariciado y mimado, por lo que muchas veces intenta treparse sobre su dueño. Son gatos muy parlanchines, su maullido es melodioso y muy dulce. Es conveniente que pongas diversos juguetes a su disposición, les encanta jugar y serán felices teniendo muchas cosas con que hacerlo.

Cómo son los gatos burmeses

Es un gato de pelo corto y tamaño mediano. Su cuerpo es musculoso y elegante. Tiene una cabeza redondeada. Sus ojos pueden ser de cualquier matiz amarillo, son grandes, redondos y brillantes. El color de sus ojos puede verse distinto de acuerdo a la luz que se refleje en ellos.

Tiene una cola fina, recta y terminada en una punta redondeada. Su pelo es corto y ceñido al cuerpo. Un pelaje brillante y fino. Tiene orejas grandes y su peso oscila entre 3 y 5 kg. Es curioso y le gusta observar el mundo, le agrada estar frente a las ventanas.

El burmés es de color marrón por lo general. Los colores que existen son en esta tonalidad, ya sea más claro o más oscuro. Siempre su vientre será más claro que el lomo y el color se degrada de extremo a extremo. Existen gatos burnés en estos colores: sable,  leonado, rojo caoba, crema, chocolate, cinnamon, concha de tortuga.

Cómo cuidar un gato burmilla

Son mascotas que no requieren muchos cuidados. Se les debe proveer de una buena alimentación. Permitirles hacer ejercicio, trepando árboles o jugando con ellos. Su pelaje debe ser cepillado con frecuencia, para eliminar los pelos muertos que puedan hacer bolas. También al cepillar su pelo se hace más brillante y lo estaremos limpiando.

Es un animal carnívoro, que necesita 41 nutrientes distintos en la alimentación que consume. Puedes alimentarlo con comida para gatos. Esta la consigues en tiendas de animales y trae esos nutrientes que tu mascota necesita. Debes asegurarte de proporcionarle la cantidad necesaria para que conserve su cuerpo musculoso.

Es un gato por lo general sano. Pero debes estar muy pendiente de colocarle sus vacunas y hacerle desparasitaciones regulares. Además cuida sus ojos y orejas. Revísalo periódicamente para asegurarte que no necesite que limpies su boca u oídos.

Algunos de estos gatos pueden tener una afección llamada pica. La misma consiste en morder y comer ropa de lana u otras cosas no comestibles. Alguna línea de esta raza puede tener diabetes mellitus. Pero en línea general son gatos muy sanos.

Bibliografía:

1-Veterinary Medical Guide to Dog and Cat Breeds.

2- The Cat Fanciers Association : https://cfa.org

gato burmilla