Saltar al contenido

Zarigüeya o Tlacuache (Didelphis) Características, qué comen, tipos y comportamiento

Publicado el , actualizado el

Quizás te has topado con este lindo animalito de ojos grandes cuerpo redondo, patas cortas y una larga cola. Son encantadores, además de ser una de las especies más antiguas del mundo. Te estoy hablando de la Zarigüeya. De este animal se han encontrado fósiles de la época en que se extinguieron los dinosaurios, o sea que es un animal que ha logrado preservarse en el tiempo. Además se ha descubierto que este animalito puede ayudar a sanar a los humanos ante las mordeduras de una serpiente ¿quieres saber cómo? Sigue leyendo ¡Toda la información sobre la zarigüeya!

Qué son las zarigüeyas

Las zarigüeyas o tlacuaches son pequeños animales marsupiales didelfimorfos, pertenecientes al género Didelphis, que incluye 6 especies conocidas como zarigüeyas mayores o comunes. Su peso promedio es de 2 a 3 kilos, aunque algunos ejemplares pueden alcanzar los 6 kilos. Es un animal del tamaño aproximado de un gato, pero su cola prensil y carente de pelo, su hocico alargado, las orejas erguidas y pulgares oponibles en las patas delanteras y traseras, tiene un aspecto parecido a las ratas. Lo que hace que generen algún aversión en algunas personas. Sin embargo estos animalitos no representan el riesgo que representan los roedores, en cuanto a transmisión de enfermedades.

A esta familia pertenecen dos de las especies de marsupiales  más conocidas en América. Hablamos de la zarigüeya sudamericana, cuyo nombre científico es (Didelphis marsupialis) y de la zarigüeya norteamericana o de Virginia, denominada científicamente (Didelphis virginiana). La zarigüeya sudamericana es también llamada raposa, tlacuache común, rabipelado, chucha, fara, runcho o tacuazín. Esta especie habita en el sureste de Norteamérica, en América Central y en el norte de América del Sur.

A la zarigüeya Norteamericana se le denomina también tlacuache norteño o de Virginia, zarigüeya de Virginia o tacuacín. Vive al norte del río bravo, siendo el único marsupial de Norteamérica que habita esta zona. Es de los marsupiales más conocidos en el mundo. Existen al menos 100 subespecies diferentes de este mamífero en toda América.

Cuánto viven las zarigüeyas

Las zarigüeyas como la zarigüeya común (Didelphis marsupialis), la americana (Didelphis virginiana) o la zarigüeya de agua (Chironectes minimus) viven de dos a tres años en estado salvaje, pero pueden alcanzar los 4 años en cautividad, siempre que dispongan de los cuidados adecuados. En relación a su peso y tamaño, son animales poco longevos.

La zarigüeya es un marsupial

La palabra marsupial se deriva del vocablo latino marsupium, que significa “bolsa”. Se refiere a un animal mamífero cuyas crías terminan de desarrollarse en la bolsa ventral que tiene la madre en su abdomen.  Los animales de esta especie, dan a luz a sus hijos sin aun estar completamente desarrollados, que de hecho nacen sin pelo, con ojos y orejas sin desarrollar.

En esta bolsa, en la pared ventral exterior se encuentran las glándulas mamarias, formadas con una duplicación de piel. La cría al permanecer en el interior, queda resguardada y protegida para completar su gestación, a la vez que tiene acceso a las mamas para alimentarse.

En el mundo existen al menos doscientas setenta especies de marsupiales, la gran mayoría de estas especies habitan en Australia, aunque también algunas se encuentran en el continente americano. Entre los más conocidos se encuentran el koala y el canguro que habitan en Australia. Los marsupiales de América son la zarigüeya, la marmosa y el monito del monte.

Zarigüeyas bebé con su madre

Las zarigüeyas bebé salen del marsupio de su madre aproximadamente a los dos meses de edad. Tras ese periodo, viajan subidos a su lomo, hasta que cumplen los 4 ó 5 meses de edad, momento en que se independizan y buscan su propio territorio.

zarigüeya bebé

Qué comen las zarigüeyas

Todas las especies de zarigüeyas son omnívoras. Las zarigüeyas comen prácticamente cualquier tipo de alimento que puedan encontrar, especialmente frutas como el mango, la manzana, la sandía o el melón, granos como el maíz, brotes vegetales, hojas, flores, hortalizas como la zanahoria, carroña, huevos y pequeños animales, como insectos, gusanos, ranas, lagartos, pequeños roedores como los ratones y crías de aves.

Debido a que han desplazado su hábitat muy cerca de pueblos y ciudades, comen también restos de animales y desechos de comida. Están provistos de unos dientes muy filosos y sus mandíbulas son fuertes, esto les permite poder devorar de manera voraz cualquier presa.

Aunque estos animales no hibernan, en las regiones septentrionales de Virginia, muchos de ellos conservan un acumulo graso en la base de la cola, que les sirve para los días en que permanecen en el nido debido al frío.

Curiosidades sobre las zarigüeyas

  • Son una forma natural de controlar las garrapatas. Durante su aseo, eliminan el 95% de las garrapatas de ellas, por lo tanto no transmiten la enfermedad de Lyme.
  • Existe una proteína en la sangre de las zarigüeyas, a la que se les hace estudios, ya que podría proporcionar un antídoto ante la mordedura de serpiente. Ha sido probado en ratas de laboratorio y ha causado efecto.
  • Las zarigüeyas al nacer son del tamaño de una abeja, esto se debe a su poco desarrollo al momento del alumbramiento.
  • Son animales inteligentes, tienen la capacidad de recordar donde dejaron sus alimentos, conseguir la salida de un laberinto, incluso una capacidad superior a la de los perros y gatos.

Dónde viven las zarigüeyas

Son animales que pueden adaptarse fácilmente a cualquier bioma. Pueden sobrevivir en ecosistemas áridos o muy fríos e incluso pueden vivir alrededor de ciudades. Pero prefieren  ambientes húmedos, como el bosque templado o las junglas.

zarigüeyas

La zarigüeya de Virginia, puebla el subcontinente americano, que va desde el sur de Estados Unidos, hasta Costa Rica. Las otras especies están distribuidas por la región neotropical, desde México hasta Paraguay.

Especies y tipos de zarigüeyas

Existen seis especies de zarigüeyas en América, distribuidas en América del norte, América Central y América del Sur.

  • Ubicadas desde América del Norte hasta América Central, Costa Rica, tenemos la Didelphis virginiana.
  • En México, Bolivia y Brasil Didelphis marsupialis.
  • Centro de Argentina, Este de Brasil, Este de Bolivia, Paraguay y Uruguay Didelphis albiventris.
  • Noreste de Argentina, Este de Brasil y Este de Paraguay Didelphis aurita.
  • Sur de Venezuela, Norte de Brasil y Guyana Didelphis imperfecta.
  • Venezuela, Colombia, Perú y Argentina Didelphis pernigra.

Comportamiento de las zarigüeyas

El aspecto de las zarigüeyas es muy parecido al de los roedores, pero no es un roedor. Su cola larga les sirve para colgarse de los árboles. Generalmente pasan más tiempo en la tierra, pero usan su cola y sus dedos oponibles para trepar y colgarse de los árboles para buscar comida.

Estos animales son nocturnos, mientras hay luz, ellos se refugian en huecos en las rocas, troncos o en madrigueras. No son animales que socialicen mucho entre sí, ni con otros animales. Con su cola y boca llevan hojas secas hasta su escondite para tapizar el mismo y brindarse comodidad durante las horas que permanecen en él.

Son animales muy aseados, gran parte del día lo pasan lavando su cara y pelaje con ayuda de sus manos. Aunque tienen un comportamiento territorial agresivo, defendiendo su madriguera y su hábitat de forma violenta ante sus congéneres, son animales nómadas. Permanecen en el mismo lugar por periodos de tiempo, pero no se establecen para siempre en una misma zona.

Tienen un espíritu de supervivencia muy grande. Si en algún momento se encuentran en peligro y no les da tiempo a huir, suelen hacerse los muertos. Desaceleran el ritmo cardiaco, cayendo al suelo con el cuerpo rígido y un rictus en su hocico que asemeja la muerte. Una vez que el peligro pasa, regresan a la normalidad y escapan del lugar.

Su comportamiento no se puede predecir, estos animales por regla general son inofensivos. Sin embargo en ocasiones, como cuando no se encuentran en condiciones adecuadas pueden tornarse hiperactivos, nerviosos y hasta agresivos.

Cómo se reproducen las zarigüeyas

Las hembras de esta especie tienen varios ciclos reproductivos al año, con duración de 28 días. Por lo que pueden llegar a tener dos partos en un año. Algunas logran una tercera camada en el último trimestre.

Las hembras alcanzan su madurez sexual entre los 6 y 8 meses, por lo que podrán parir antes de tener su primer año. Pero su actividad sexual solo está presente durante sus dos primeros años de vida, luego de ese tiempo ya no podrá reproducirse. Para los varones, su madurez sexual es alcanzada alrededor de los 10 meses.

Cuando la hembra está preparada para el apareamiento, expele un aroma desagradable, que indica al macho que es el momento de la reproducción. Las hembras de esta especie poseen dos vaginas, dos úteros y dos cuellos uterinos. Los machos por su parte tienen un pene que posee dos puntas.