Qué Comen las Abejas, la Reina y las Larvas

Publicado 14/06/2019 - Actualizado: 27/01/2020

qué comen las abejas

En una colmena hay miles de individuos, pero no son todos iguales. Se dividen ente ellos en «castas» que son grupos con funciones bien diferenciadas. ¿Sabías que estas castas se diferencian entre sí incluso en los alimentos que reciben? Hoy en PetDarling queremos contarte en detalle qué comen las abejas adultas y las larvas de abeja. ¡Sigue leyendo!

Qué comen las abejas

La alimentación de las abejas depende de la fase del ciclo vital en que se encuentren y de la casta a la que la abeja pertenece. Las abejas melíferas obreras adultas basan su alimentación en tres componentes: el néctar, el polen y la miel, aunque en ocasiones pueden absorber jugo de frutas dulces y maduras. Las larvas de abejas obreras comen polen y papilla de miel, que es miel diluida en agua. Las larvas de los zánganos también se alimentan de polen y papilla de miel. En cambio, la abeja reina desde que nace come jalea real, más alta en azúcares, proteínas y nutrientes que la miel. Esta substancia está reservada para las reinas y se mantendrá como su único alimento durante toda la vida de la reina.

Los zánganos se alimentan de miel y polen, igual que las abejas obreras, con la única diferencia de que los zánganos ingieren más cantidad diaria de alimento. Cuándo son adultos, los zánganos dependen de sus hermanas las obreras, ya que ellos carecen de las glándulas necesarias para fabricar miel, jalea o cera, substancias imprescindibles para la supervivencia de la colmena.

qué comen las abejas

La alimentación que proporcionan las abejas nodrizas a las larvas y a las otras abejas no es igual para todos los habitantes de la colmena. Según su casta y edad, las abejas comen:

  • Larvas de obreras y zánganos: comen polen y papilla de miel
  • Larvas de reinas: comen jalea real
  • Abejas obreras adultas: comen polen y miel
  • Zánganos: comen polen y miel
  • Abeja reina: come solo jalea real.

Qué comen las larvas de abeja

La abeja reina deposita un huevo en cada celda del panal y tres días después eclosionan las larvas. Las larvas de abeja comen polen, de donde obtienen proteínas y papilla de miel, que les aporta azúcares, vitaminas y minerales. La papilla de azúcar es preparada por las obreras, mezclando miel con agua.  Las abejas obreras se encargan de alimentar a todas las larvas, rellenando su celda con alimento diariamente. Estas abejas que crían y cuidan a las más pequeñas permanecen dentro de la colmena y se llaman «nodrizas».

> Descubre cuánto viven las abejas ¡te sorprenderás!

qué comen las larvas de abeja
Larva de abeja, se alimenta de polen y papilla de miel.

La jalea real

La jalea real es una substancia viscosa, pastosa y de color blanco uniforme que sirve de alimento exclusivo a la abeja reina. Es producida por las obreras a partir del polen, mediante sus glándulas mandibulares y las hipofaríngeas, situadas en la cabeza. Desde su nacimiento de la larva real hasta que ésta muere, la jalea será su único alimento. Es la substancia más preciada que producen las abejas, ya que es más rica en azúcares y en proteínas que la miel.

Las reinas dependen de la jalea para poder llevar a cabo su función reproductiva, ya que estas abejas, madres de todas las obreras y zánganos de la colmena, tienen la titánica tarea de depositar 2.000 huevos diarios.

La miel

La miel es un líquido viscoso producido por las abejas obreras a partir de néctar y polen procesados. Es un alimento muy rico en azúcares y vitaminas, muy concentrado y con menos contenido de agua que el néctar. La miel contiene solamente entre un 15% y un 25% de agua y es rica en sacarosa y glucosa. A temperatura ambiente se solidifica, siendo esta una propiedad de la miel natural no tratada.

El néctar

El néctar es un líquido azucarado que las abejas recolectan de las flores. Las abejas lo beben durante sus vuelos para recolectar polen y les sirve como bebida energética, rica en carbohidratos. El néctar puede contener hasta un 70% de agua cuando es recolectado. Parte del néctar se transporta a la colmena, donde es procesado y deshidratado para formar miel.

El polen

El polen es recolectado por las abejas en las flores y está compuesto por las células germinales masculinas. Es un alimento rico en proteínas, de hecho puede tener entre un 15 y un 35% de proteínas en su composición. Las obreras y zánganos comen polen, y también las nodrizas se lo dan a las larvas. De esta manera obtienen nutrientes para fabricar los tejidos de su cuerpo.

El agua

Las abejas necesitan agua fresca diariamente, que suelen obtener del rocío de la mañana o de pequeños depósitos de agua entre las plantas. El agua se utiliza para diluir la miel y así alimentar a las larvas de obreras y zánganos. Cuando las abejas recogen el agua de charcos sucios pueden enfermarse con bacterias nocivas, por lo que muchos apicultores suelen colocar pequeños depósitos de agua limpia cerca de sus colmenas, para que las abejas dispongan de agua de calidad.

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo en tus redes sociales y no olvides contarnos más abajo tus dudas o experiencias sobre las abejas. ¡Te leemos!