Saltar al contenido

Podenco andaluz

Publicado el , actualizado el

Si eres amante de los perros, la raza de perro podenco andaluz te va a cautivar. Es una raza que data de mucho tiempo. Proviene de los antiguos perros egipcios. Una de las razas de perros españoles más conocida. Es un can elegante, y muy  vivaz, siempre se mantiene alerta. Si quieres un perro, no tomes ninguna decisión antes de conocer más sobre el podenco andaluz.

Historia del perro podenco andaluz

El podenco pertenece al grupo de los lebreles. Son perros que descienden de perros egipcios muy antiguos que llegaron  a España traídos por comerciantes fenicios.  Estos perros llegaron a Europa hace más de 3 mil años.

En un principio los perros podenco Andaluz, Ibérico y Español pertenecían a la misma raza. Pero los cambios evolutivos realizados por  los criadores han hecho que estas razas de perros sean diferenciadas. Esta raza aun siendo muy antigua, fue reconocida como tal en 1992.

cachorro podenco de andalucía

Carácter

Son canes cariñosos, con un carácter afable, y muy equilibrados. Sociables e inteligentes. Durante muchos años fueron utilizados como perros de caza. Tienen características de perro cazador, es muy atento, reacciona rápido y siempre esta alerta.

Son perros muy fieles. Para él la familia con la que vive es su familia. Defenderá siempre tanto a su familia humana como a su familia animal. Su necesidad de  proteger los hace mostrar desconfianza hacia las personas que no conocen. Esto no quiere decir que sean agresivos, si no se sienten amenazados no serán capaces de atacar.

Cómo son los perros podenco andaluz

Son perros elegantes y estilizados. Existen tres variedades de este animal, en función de su tamaño:

  • Pequeño: Las hembras miden entre 30 y 40 cm y los machos de 45 a 52 cm. Su peso está entre 3 y 8 kg.
  • Mediano: Las hembras oscilan entre 42 y 52 cm, mientras que los machos van de 43 a 53 cm. Su peso oscila de 6 a 16 kg.
  • Grande: La hembra mide de 53 a 61 cm, el macho esta entre 54 y 64 cm. Su peso es de 6 a 27 kg.
podenco andaluz perro

Estos canes poseen un cuerpo estilizado pero muy robusto. Su musculatura es desarrollada y marcada. Poseen un lomo ancho y corto. Tienen un abdomen liso, sin ningún tipo de pliegues o arrugas. Redondeado en la parte del vientre. Las patas son fuertes y proporcionales al cuerpo del animal. Poseen una cola de longitud media con forma de sable.

Su cabeza es cuadrada con forma alargada. Su hocico es redondeado y su perfil recto, terminado en una nariz también redondeada. La mandíbula es fuerte y desarrollada. Tiene mejillas redondas, ojos pequeños y una mirada perspicaz y viva. Estos perros existen en tonalidades miel y avellana. Sus orejas son redondeadas, tienen forma triangular y acaban en punta.

Existen tres tipos de pelaje:

  • Liso: El pelo es corto y fino.
  • Cerdeño: Poseen un pelaje largo y duro.
  • Sedeño: El pelo es largo y muy sedoso.

El pelaje de este animal es más largo en el vientre y espalda, que en la cabeza y extremidades. El manto puede ser blanco o canela. No existen otros colores. Aunque si puede haber distintas tonalidades dentro de estos dos colores. El blanco puede ser plateado, mate o marfil. Y el canela puede ir de un color claro a uno muy profundo.

podenco andaluz

Cómo cuidar un podenco andaluz

Es un perro que se adapta fácilmente. El espacio puede ser grande o pequeño, pero es necesario sacarlo a pasear diariamente y por lo menos 3 veces al día. Son perros obedientes y fáciles de entrenar. Es una raza cazadora por eso necesita la actividad física. Debes realizar ejercicio físico y estimular su inteligencia. Lanzar cosas y pedirles que las busquen es un juego que mantiene activas las dos partes.

El baño en invierno debe ser cada dos meses y en época de calor una vez al mes. Debes cepillar su pelo una vez a la semana para limpiarlo y mantener la sedosidad y brillo de su manto. Tienes que usar un cepillo de pelos duros y tener presente que cuando esté mudando el pelo debes cepillarlo con más frecuencia.

La alimentación de los perros podenco de Andalucía se basa en proteína animal, que debe ser suministrada según el peso y la actividad del can. Se le debe alimentar con una porción de 2 a 4% de su peso si es un perro activo. Si es un perro anciano y que no tiene mucha actividad deberá alimentarse con una cantidad de proteínas entre el 2 y 3 %.