Saltar al contenido

Un perro lisiado salva a un bebé enterrado vivo por su madre

20/05/2019

En Tailandia, un perro salva a un bebe enterrado por su madre presuntamente, una adolescente de 15 años.

Según han publicado medios tailandeses (Khaoso) un perro negro sin raza, de nombre Ping-Pong ha localizado y desenterrado a un bebé, abandonado por su madre. La madre, que sería una adolescente de apenas 15 años, hizo esto en un acto desesperado, tratando de ocultar a su familia la existencia de su embarazo y de su propio hijo, ya que ellos no sabían nada.

Ocurrió en el pequeño pueblo de Nong Kham, donde el perro Ping-Pong vive junto a su dueño, un labrador de nombre Usa Nishaika. A Ping-pong le falta una pata y no puede caminar bien, pero su dueño asegura que nunca pensó en deshacerse de él por su gran lealtad y la compañía que le brinda.

El hombre declaró que estaba en el campo con su perro, cuando éste se puso a ladrar y comenzó a escarbar de forma nerviosa, hasta que pudo ver unas piernecitas asomando en la tierra.

En ese momento fue a socorrer al pequeño. Por suerte, el niño aún estaba vivo y fue llevado de inmediato al hospital donde lo examinaron y declararon que el bebé se encontraba en buen estado de salud. 

La madre a la espera de juicio, ha sido acusada de intento de asesinato y de abandono del menor, mientras que los abuelos por su parte, han pedido la custodia del bebé para criarlo ellos mismos. Una historia triste, que sin embargo podría haber sido mucho peor, si no fuera por la acción de este pequeño héroe «de tres patas», un perro mestizo de nombre Ping-Pong.