Saltar al contenido

Ninfas Papilleras: Guía de cuidados y cómo criarlas

06/09/2021
ninfas papilleras
Índice

Qué es una ninfa papillera

Una ninfa papillera es una cría que se saca del nido entre los 25 y los 30 días de vida y es alimentada a mano con papilla especial para aves hasta los 60 días. Esta forma de criar papilleras hace que de adultos sean ninfas mansas, muy confiadas con los humanos, por lo que tienen un carácter ideal como mascota. A partir de los dos meses, las carolinas papilleras inician la toma de comida de aves adultos, mijo en rama, que es un alimento fácil y apetecible para ellas.

Pero si quieres tener un ave mansa, lo más importante es pasar tiempo con ella cada día y crear así un vínculo de confianza y afecto entre tu y ella. De poco sirve empapillar una ninfa si después no se interactúa con ella de forma adcuada, ya que con el tiempo puede volverse apática e incluso desconfiada y miedosa hacia nosotros. Recuerda, para que una ninfa sea una buena mascota, el secreto es pasar tiempo con ella a diario.

¿Cuándo separar una ninfa de sus padres?

La edad ideal para separar una ninfa papillera de sus padres es a los 25 días de vida y se requiere un mínimo de 3 semanas de permanencia en el nido junto a sus progenitores. Un buen momento es cuando los polluelos de ninfa ya están cubiertos de plumón y cañones. De esta forma, la ninfa bebé obtiene lo mejor de ambos mundos, ya que es criada por sus padres desde el nacimiento, absorbiendo de ellos inmunidad y cuando ya está más fuerte puede socializarse con los humanos, volviéndose muy confiada.

No es recomendable bajo ningún concepto separar una ninfa papillera de sus padres antes de las 3 semanas de vida, e idealmente esperaremos hasta los 25 días de vida

Ninfas papilleras precio

¿Cuánto vale una ninfa papillera? El precio de una ninfa papillera es de 40 a 55 euros, excepto las ninfas albinas y lutinas, que cuestan un poco más y puedes encontrar a partir de 60 euros.

Imagen de ninfa papillera de un mes:

cuanto vale una ninfa papillera

Cuidados de ninfas papilleras

El cuidado de las ninfas papilleras dura desde los 25 hasta los 60 días de vida. A esta edad, las ninfas aún no tienen el plumaje de adulto desarrollado, ya que sus plumas a penas empiezan a salirles a las 3 semanas. Por eso es muy importante alojarlas en un nido de madera o en un fauna box o nido caja de plástico con heno y una manta eléctrica para regular su temperatura, ya que, ellas aún no son capaces de mantenerse calientes por sí mismas.

🐥 Descubre los mejores nombres para ninfas.

Temperatura para crías de ninfa

El nido de las ninfas papilleras que aún no tienen el plumaje defintivo debe estar entre 29 y 32 grados de temperatura, que mantendremos de forma constante para que los pollitos tengan un ambiente cálido y confortable. No aumentes la temperatura indicada, ya que podrían sobrecalentarse y esto resulta peligroso para ellas.

  • Ninfas papilleras recién nacidas: 33 a 34ºC.
  • Ninfas de pocos días, sin plumas: 32 a 33ºC.
  • Ninfas con plumón y cañones: 29 a 32ºC.
  • Ninfas con plumaje completo: 23 a 26ºC (no requieren manta eléctrica).

Imagen de ninfas papilleras de 3 semanas (con plumón y cañones):

ninfas papilleras cuidados

Cómo montar el nido para ninfas papilleras o fauna box

  • Para alcanzar la temperatura adecuada, compra una pequeña manta eléctrica para animales, no una para humanos. Estas mantas están preparadas para mantenerse en funcionamiento durante muchas horas al día, o incluso todo el día, sin estropearse.
  • Coloca la manta en el fondo del fauna box (nido de plástico) a la mínima temperatura y tápala con una tela. Sobre ella, coloca heno o papel de cocina que sirve como aislante.
  • Después, espera unos minutos y comprueba con el termómetro que la temperatura es adecuada. Si ves que queda por debajo de 25ºC, sube un poquito la temperatura de tu manta, y vuelve a comprobar con el termómetro.
  • Las carolinas papilleras deben colocarse sobre el heno, no directamente en la manta ni sobre la tela, ya que algunos tejidos pueden enredarse en sus patas.

Vete comprobando hasta que des con la temperatura idónea y le cojas el truco al regulador de la manta. Verás como enseguida te habituarás y lo harás fácilmente. Cuando los pollitos saquen todas las plumas de adulto, ya no necesitarán la manta porque su propio plumaje los mantendrá calientes. Entonces retira la manta y colócalos en una jaula en una habitación a temperatura de 23 a 26 grados centígrados.

Higiene y limpieza

Cada día debes retirar el heno o el papel de cocina del nido y sustituirlo por otro nuevo. Así eliminamos las heces y deshechos y evitamos la proliferación de ácaros y bacterias que podrían enfermar a nuestro polluelo. Este es un punto muy importante, con el que debes ser constante si quieres evitar infecciones, enfermedades y disgustos, que a menudo llegan por falta de higiene.

Qué comen las ninfas papilleras

Las ninfas papilleras comen papilla especial para aves psitácidas, que incluyen en su composición los hidratos, grasas, proteínas y minerales que los polluelos necesitan para su crecimiento. Se comercializan en formato polvo y deben reconstituirse con agua tibia en el momento de cada toma.

Como alimentar una ninfa papillera paso a paso

  • Pon agua al fuego y espera que alcance 60 grados, después deja que se enfríe un poco hasta los 40 grados.
  • En un pequeño cuenco, pon unas cucharaditas de papilla para cría de ninfas en polvo. Añade el agua y remueve con una cucharita hasta alcanzar la consistencia de un yogur o un puré uniforme y sin grumos.
  • Mete la papilla en la jeringa limpia (sin aguja) y comprueba que está caliente pero no quema. Para ello, echa un poco de papilla sobre tu muñeca. Si está demasiado caliente, espera un poco.
  • Alimenta la papilla a tu pollito ninfa poco a poco, esperando que traguen a su ritmo. Ten paciencia y dales pequeñas dosis muy despacito, no intentes correr y que se lo coman todo muy rápido, porque podrías ahogarlos si metes papilla en sus vías respiratorias.
  • Cuanto terminen de comer, limpia su pico de restos de papilla con un trocito de papel de cocina.
  • Tira a la basura la papilla sobrante y limpia bien la jeringa. Por eso, debes calcular bien la cantidad que vas a necesitar en cada toma, para desperdiciar lo menos posible. Esta cantidad varía, según el número de pollitos papilleros que vayas a alimentar y su edad.

Antes de alimentar a mano a una carolina papillera debes palpar su buche y asegurarte de que está vacío. Si no lo está, retrasa un poco la toma y espera a que se vacíe.

¿Cuánto tiempo hay que darle papilla a una ninfa?

Las ninfas papilleras normalmente deben alimentarse a mano hasta las 8 semanas (60 días), cuando dejan de tomar papilla por completo. Pero esto puede variar dependiendo de cada ejemplar y algunas crías pueden necesitar tomas de papilla hasta las 12 semanas de edad (90 días). Debes observar a tu cacatúa y dejar que cada cría deje por completo la papilla a su ritmo, adaptándote a ella ya que no todos los individuos van al mismo ritmo. Nunca hay que hacer pasar hambre a las carolinas papilleras para obligarlas a comer semillas.

El proceso de alimentarse con semillas es gradual, y entre la semana 5 y 6 debes iniciar a tu ninfa papillera a comer algunos alimentos solidos como panizo o rama. Ella los irá picoteando y poco a poco incrementará la cantidad diaria de semillas que ingiere, disminuyendo su necesidad de pasta o papilla. Si tu pichón entre las 6 y 8 semanas se va adaptando bien a la comida sólida y come bastante durante el día, ya no aceptará tantas tomas de papilla, y puede que solo tengas que darle la toma de la noche.

Cuándo pasar una ninfa papillera a jaula

Una ninfa papillera puede estar durante el día en una jaula, cuando ya es capaz de regular su temperatura corporal por sí misma, entre las 5 y 6 semanas de edad, pero durante la noche vuelve a meterla en el nido o fauna box. En la jaula tendrá más espacio para moverse y aprenderá a picotear semillas, como el panizo en rama y el mijo, en esta fase de adaptación puedes dejarla dos o tres semanas.

A las 7 semanas debes pasar la ninfa papillera a su jaula de manera definitiva, tanto de día como de noche. La temperatura de la habitación donde coloques la jaula de tus ninfas jóvenes no debe bajar de los 23 grados centígrados.

carolinas papilleras

Qué necesito comprar para una ninfa papillera (accesorios y comida)

Para cuidar una ninfa carolina papillera necesitaremos:

  • Un fauna box o caja nido para ninfas donde alojaremos a los pollitos. El fauna box es una caja con tapa especial para pequeños animales. Es más fácil para manejar y limpiar que las cajas de madera. La caja que escojas debe tener las paredes opacas, ya que los pollitos pequeños no están preparados para recibir luz solar en sus ojos durante todo el día.
  • Heno seco o papel de cocina para colocar debajo de las crías en el nido. Nunca utilices serrín, ya que se pega en sus orificios respiratorios y puede ahogarlas y les irrita los ojos.
  • Papilla de cría de buena calidad, que será su alimento básico hasta los 60 días de vida.
  • Una jeringa de plástico pequeña, sin aguja.
  • Manta eléctrica especial para animales si aún no tienen el plumaje desarrollado. No utilices una manta para humanos.
  • Termómetro para comprobar la temperatura del nido y regular la intensidad de la manta. Si puedes, tambien ayuda un higrómetro, para controlar la humedad del nido.
  • Para cuando vayan creciendo, también debes tener preparada una jaula para ninfas con comedero, bebedero y algunos juguetes.

¿Qué es mejor un macho o una hembran de ninfa para la casa?

La respuesta depende de tus preferencias. Las ninfas macho son más curiosas y activas, y se caracterizan por emitir melodías, silbidos e incluso pueden aprender palabras si son entrenados. Las hembras en cambio son más tímidas y no cantan ni silban, ni pueden hablar. Sin embargo las hembras suelen ser más dóciles, dulces y cariñosas que los machos, y buscan el contacto con su dueño con frecuencia, ya que disfrutan de ser acariciadas. Si están enfadados o contrariados, las ninfas macho son más agresivas que las hembras, y son más proclives a dar picotazos.

Cómo amaestrar a una ninfa papillera

Las crías de 3 semanas o menores deben permanecer todo el día en la caja nido tranquilas, y solo las manipularemos para darles la papilla. No debemos sobresaltarlas ni hacerles caminar, ya que esto puede causar lesiones en sus patas. A partir de la semana 4, podemos empezar a amaestrar una ninfa papillera, ya que es el momento en que empieza a salir del nido, aletear y aprende poco a poco a caminar. A esta edad la luz ya no le hace daño y sus sentidos se despiertan. Podrás tenerla en tus manos con cuidado, comenzar a acariciarla y hablarle con suavidad para que te vaya conociendo y se acostumbre a ti.

Hablar a tu ninfa con voz dulce, cantarle o silbar suavemente cerca de ella son una buena idea para que te vaya conociendo. Empieza poco a poco el contacto, y paulatinamente conforme pasen los días podrás acercarte más y pasar más tiempo con ella. A partir de la semana 5 puedes ofrecerle mijo en rama en tu mano, para que lo vaya probando. A esta misma edad, puede pasar el día en la jaula, por lo que es recomendable colocar la jaula a tu lado mientras lees o estás tranquilo con tu ordenador, para que te observe y se vaya habituando a estar contigo.