Saltar al contenido

HUESOS PARA PERROS ¿Cuáles son los mejores? Lo que no sabes

28/05/2014

 ¿Cuales son los mejores huesos para perros? Tenemos la cabeza hecha un lío con este tema porque hemos oido muchas opiniones diferentes. Solía decirse que los perros no pueden comer huesos de pollo porque se astillan. Pero luego resulta que hay gente que sí que da huesos de pollo a los perros. Veamos como dar huesos de pollo a un perro, porque en este tema, no todo vale…

Huesos para perros ¿los perros pueden comer huesos?¿son buenos?

A pesar de la mala fama que tienen, los huesos para perros tienen valor nutricional, aportando nutrientes como el calcio y el fósforo en los ratios adecuados. Además fortalecen las mandíbulas del perro, le ayudan a mantener sus dientes fuertes y limpios, libres de sarro, y también les producen beneficios psicológicos, ya que les ayudan a calmarse y entretenerse.

Los perros sí pueden comer huesos, pero hay que observar algunas normas. No obstante hay gente que no está cómoda dando huesos a los perros, y eso no es ningún problema insalvable. Si ese es tu caso, no des huesos a tu perro y ¡listo!

Como dar huesos a un perro

Para dar de comer huesos de pollo a un perro ten en cuenta estas pautas, pero recuerda que como toda actividad en esta vida, comer huesos puede implicar un riesgo para tu perro. Aunque observes las normas básicas, un accidente como un diente partido podría pasar (lo mismo que cuando vamos en coche, siempre hay un riesgo de accidente, por remoto que sea).

huesos para perros

Dicho esto, yo sí doy huesos de pollo crudos a mi perro y no he tenido ningún problema:

1. No deben ser la base de la dieta de tu perro

Tan sólo dale huesos de pollo a tu perro, como complemento en su dieta. La base deben ser carnes como pollo, pavo, ternera, cerdo, pescado, o un buen pienso para perros.

2. Huesos crudos

Si quieres dar de comer a tu perro huesos dáselos crudos. Jamás se debe dar de comer a un perro un hueso cocinado, hervido o asado. Son muy peligrosos, se astillan y pueden causarles perforaciones estomacales e intestinales.

Si te has terminado de comer una pata de pollo asado y le quieres dar el hueso a tu perro, eso es una muy mala idea. Así que quitemos esa imagen de nuestras cabezas. Los huesos que se astillan con facilidad son los huesos de cocinados. Nunca des a tu perro los huesos de un pollo asado, ni de una paella con pollo, ni huesos de pavo hervido, ni de cerdo frito.

huesos para perros

3. Huesos carnosos para perros

Los huesos buenos para los perros son los carnosos: huesos con un buen porcentaje de carne adherida (no huesos pelados). Por ejemplo, un ala o un cuello de pollo, ahí el hueso está completamente recubierto de carne.

huesos carnosos para perros

4. Dale huesos a tu perro acorde a su tamaño y su estado de salud

  • Si tienes un perro pequeño dale sólo huesos pequeños y «fáciles» y vete variando entre diferentes zonas. Puedes dar un día cuello de pollo o de pavo, otro día la punta de las alas del pollo.  También puedes darle el cartílago de la pechuga (la parte blanda del hueso) partido en trozos. En general, parte los huesitos que les des, con una tijera de cocina. Por ejemplo, parte el cuello de pollo en 4 ó 6 trozos, parte la punta de las alitas en un un par de trocitos, etc.
  • Si tienes un perro grande, como un pastor alemán o un perro rottweiler puedes darle huesos mayores como los de la pata del pollo, crudos. Pero tampoco le des cualquier cosa, piensa en tu perro, usa el sentido común y siempre selecciona huesos que sean «asumibles» por tu perro. Piensa en sus dientes y elige los huesos que veas que él podrá comer sin asumir riesgos innecesarios.
  • Si tu perro ya es muy viejito o tiene mal los dientes o algún problema digestivo, mejor no le des huesos de pollo ni de ninguna otra clase.
huesos para perros

5. Si tienes picadora de carne puedes picar o moler los huesos para perros crudos

Esta es una buena opción, picar o moler los huesos de pollo en una máquina picadora antes de dárselos a tu perro. -Lo malo es que muy poca gente tiene una en casa.

Los huesos en las dietas BARF

Hoy en día está resurgiendo como tendencia en nutrición canina a nivel internacional, volver a la alimentación natural y dar comida cruda saludable para los perros. Este tipo de alimentación se denomina dieta BARF. En la dieta BARF se emplean huesos de pollo crudos (alas, cuello, patas, carcasa), y si se trata de un perro grande pueden añadirse otros huesos de mayor tamaño, como partes del cerdo o la ternera. Habitualmente se añaden huesos carnosos un par de días por semana.

receta para perros barf acba

Si quieres hacer una receta con huesos para perros, haz clic:

¿Los perros pueden comer huesos de pavo?

Exactamente el mismo caso que el anterior, sólo que los huesos de pavo suelen ser algo más grandes y duros que los de pollo. Así que si vas a dar huesos de pavo a comer a tu perro, mejor que sea un perro grande, o si no, dale sólo las puntitas de las alas cortadas o el cartílago de la pechuga cortado.

perros pueden comer huesos

¿Los perros pueden comer huesos de jamón? 

En este caso también se puede dar huesos de jamón a un perro. Se utilizan como «chuchería» o como juguete natural para morder. Los pueden comprar enteros en tiendas de mascotas y la precaución que debes tener para que un perro pueda comer un hueso de jamón (bueno, morderlo) es que el perro debe ser grande. Si no, podría dañarse algún diente.

¿Los perros pueden comer huesos de cordero?

Estamos en el mismo caso que en el pollo. Los perros sí pueden comer huesos de cordero, pero no deben estar cocinados ni asados y deben estar acorde al tamaño de tu perro, su fuerza y su estado de salud. Por ejemplo,

  • a un chihuahua no se le pueden dar huesos de cordero muy grandes porque no podrá partirlos.
  • Pero a un pastor alemán sí se le pueden dar (siguiendo las pautas que hemos indicado).

Perrito bonito, toma un huesito! -Si, esto es parte de las ideas tradicionales que mucha gente teníamos. Un perro es feliz con un hueso. Sin embargo no siempre es así, la historia podría acabar mal porque existen huesos peligrosos para perros, ¿lo sabías? Hay varias razones que hacen que dar de comer huesos cocinados, asados, fritos o guisados a tu perro suponga un peligro para él. Veamos exactamente por que los huesos cocinados son malos para los perros :

Huesos peligrosos para perros, ¿los huesos son malos para los perros?

Si quieres dar un hueso a tu perro, asegúrate que sea del tamaño apropiado para él, y sobre todo, que sea un hueso crudo. ¿Cuales son los huesos peligrosos para perros ? 

huesos cocinados malos para perros

Los huesos asados o cocinados son peligrosos para los perros. Al cocinarlos cambia la textura y las propiedades físicas del hueso y también su forma de «comportarse» cuando tu perro lo mastica. Demasiadas veces, dar un hueso cocinado o asado a un perro puede acabar en una visita al veterinario y un buen susto e incluso una cirugía. Descubre por que los huesos cocinados son malos para los perros: 6 motivos 

1. Los huesos cocinados pueden producir estreñimiento a los perros

Este es «el menor de los males» pero es muy común. A muchos perros les produce estreñimiento comer huesos cocinados.

2. A tu perro se le puede partir un diente o hacer una herida en la boca

Los huesos cocinados se astillan con facilidad, y al masticarlos tu perro podría partirse un diente o hacerse una herida en la encía, la lengua o el interior de la boca.

3. Un hueso puede quedarse atascado en su mandíbula

Al masticar un hueso cocinado o muy duro, el hueso podría quedarse atascado en la mandíbula inferior de tu perro. Esto les suele doler y asustar bastante, y podrías necesitar ayuda veterinaria para librarte del hueso.

4. El hueso puede quedarse atravesado en el esófago o estómago de tu perro, o sus intestinos

Si el hueso que se tragó tu perro es demasiado grande, podría quedarse bloqueado dentro del esófago, del estómago o los intestinos de tu perro y no avanzar por su sistema digestivo. En ese caso, es necesario que un veterinario realice una cirugía a tu perro para retirar el pedazo de hueso.

5. Sangrar por el recto

Si después de dar huesos cocinados a tu perro, notas que éste sangra bastante por el recto (su culito, vamos) es posible que sea a causa de que no pueda expulsar los huesos o que tenga una perforación. Una visita al veterinario lo antes posible sería la mejor opción!

6. Dar huesos cocinados a tu perro puede causarle peritonitis

La peritonitis es una inflamación del peritoneos, que es el tejido que recubre los órganos abdominales normalmente causada por una infección bacteriana. Una de las causas que la puede provocar es una perforación intestinal o una oclusión del intestino.

Es decir, que un hueso «perdido» por los intestinos de tu perro, además del daño inicial que puede causar, puede complicarse y provocar problemas derivados como la peritonitis. La peritonitis puede matar a un perro, así que si ves que tu perro tiene el abdomen hinchado o dolores abdominales tras comer huesos, consulta a tu veterinario cuanto antes.

En conclusión, nunca des huesos cocinados a tu perro porque se astillan, son peligrosos y pueden causarle problemas de salud, que pueden ser leves o muy serios, según el caso.