Saltar al contenido

COMO EDUCAR UN CACHORRO de perro – 7 normas de ORO

23/03/2015

COMO EDUCAR UN CACHORRO de perro – 6 normas de ORO

En este post no vamos a hablar de trucos concretos, ni de tips específicos para un problema particular. No vamos a hablar de como evitar que el cachorro haga pis en casa, ni nada de eso. Lo que vamos a ver son 6 normas básicas que deberíamos tener en mente siempre que queramos educar un cachorro, un perro, un gato, etc. Son normas de comportamiento de partida, sobre las que cimentar todo lo demás, pero que a veces se nos olvidan. Atento a estas 7 reglas de oro para educar un cachorro de perro!

EDUCAR UN CACHORRO de perro – 7 normas de ORO

1- El ejercicio es vital para una mente en calma!:

Por mucha domesticación, los perros son hijos del lobo, que es un gran caminante. Los lobos caminan decenas de kilómetros todos los días patrullando su territorio. Y todos los perros, aunque sean tamaño pequeño necesitan pasear a diario, y si además pueden correr, mejor que mejor.

Sin pasear, los cachorros no se cansan y un perro no cansado es una pequeña olla a presión lista para explotar dentro de casa. 

Así que podríamos decir que «antes de educar, pasear y ejercitar!!».

2- Tu perro no habla español:

Lo digo en broma, pero también en serio. Los perros son muy inteligentes, pero no tanto como nosotros, y entienden algunas palabras, pero no todas. A veces queremos que nuestro perro entienda una parrafada que le estamos soltando con voz enfadada, o casi casi queremos que nos lean la mente.

Eso no va a pasar. Tenemos que «bajar» a su nivel, aprender nosotros a leer su lenguaje no verbal (postural, etc) y hacernos entender por su mente de perro. Es decir, que nosotros tenemos que tomarnos la molestia de observar a nuestro cachorro o perro, ver como actúa y reacciona y hacernos entender por él.

3- Gánate su confianza y respeto con tu actitud cada día:

Recuerda la frase de que «el respeto no se pide, se gana». Pues funciona para personas, perros, y resto de seres. Mediante tus actos, tu perro se creará una imagen de ti, y puede verte como su amigo, su jefe y hasta su héroe, o como a su dictador. Pero por mucho que intentemos imponerle una imagen, lo siento, las cosas no funcionan así, hay que ganárselas poco a poco!

4- Sé honesto con tu perro y no le engañes:

Todos queremos que nos traten con honestidad, pero luego no somos tan generosos con los demás. Para que tu perro confía en tí, no le mientas. ¿Un ejemplo concreto?

Quieres que tu perro venga a ti y al llamarlo usas la palabra con la que normalmente le das un premio (imagina que es «Toby, ven, PREMIO») porque quieres asegurarte que te obedezca. Pero en realidad ese día no llevas premios encima. Pues no le digas la palabra «premio» a tu perro!!

Los perros aprenden las palabras humanas, pero solo entienden el lenguaje de la VERDAD. -Recuerda, los humanos mentimos a menudo, pero los perros suelen ser mejores «personas» ; )

Así que para educar a un cachorro, habla su idioma y NO MIENTAS NUNCA A TU PERRO para que siempre mantenga su confianza hacia ti!!

5 -Educar un cachorro implica ser coherente:

Si le pones una norma a tu perro, respétala siempre. Imagina que en tu casa hay una norma de «no dar de comer al perro cuando estáis comiendo en la mesa vosotros».

No se puede mantener esta norma solo algunos días, otros días me la salto por cualquier excusa, luego la vuelvo a implantar y así sucesivamente. También debeis llegar a un consenso para que todas las personas de la casa respeten esa norma. De poco vale que, si en casa vivis 3 personas, dos de ellas no den de comer al perro en la mesa, pero la tercera sí lo haga a escondidas, por ejemplo.

Las actitudes incoherentes se cargan la educación de cualquier cachorro, perro adulto (o niño, por supuesto!)

6-  Para educar un cachorro, sé ejemplo:

Si quieres que tu perro sea calmado, tú tienes que proyectar la calma para que a él le sea fácil reflejarla! No le pidas a tu cachorro que se calme si tú estas alterado, porque no funcionará…

Si quieres que tu perro no sea miedoso, lo primero de todo es que tú tampoco lo seas, y no vayas por ahi pensando que algo malo le pasará a él o a ti, o que tu perro se va a pone nervioso si haceis tal viaje, etc.

Busca la calma o el estado anímico que quieras de tu perro y lógralo tú primero, y luego proyéctalo sobre tu perro! No esperes que él logre lo que tu no has podido.

7- Ármate de paciencia, nadie dijo que fuera fácil:

Los perros nos dan amor sin límite, pero antes hay que saber que somos sus padres humanos, y que todo hijo o perrhijo necesita educación. Educar un cachorro es un trabajo (como todo en la vida). Necesitaremos paciencia, y repetir las veces que haga falta, hasta que el cachorro lo aprenda, como hicieron con nosotros cuando éramos pequeños y no nos salían las cosas a la primera.

A veces decimos «mi perrito de 3 meses se orina en casa» – Pues sí, pero es que aún es pequeño y en el proceso de enseñarle a que haga pis fuera puede tener más o menos «fallos».

Los procesos de educación y cambio de actitudes, tanto en perros como en personas, no son de la noche a la mañana, pueden durar semanas, y hasta meses. La paciencia será nuestra mejor arma, y sin ella la misión de educar un cachorro es imposible!