Saltar al contenido

La cría del periquito, descubre todos los cuidados necesarios

04/04/2021

Los periquitos son hermosas aves, de armonioso cantar, que le otorga gran alegría al lugar en el que se encuentran. Uno solo puede ser un compañero fiel, pero contar con una pareja será fantástico para la cría del periquito. Resultará muy bello participar en la reproducción de estos inquietos animalitos. Y es que vivir la experiencia de la postura de los huevos, el nacimiento y crecimiento de los pichones puede ser muy gratificante.

Estos animales conocen la forma correcta de tener sus crías en un ambiente natural y libre. Pero, cuando son parte de una familia humana y viven en cautiverio, requieren asistencia. Por ello, es necesario contar con ciertos conocimientos de dicho proceso. Todo para garantizar el bienestar de los periquitos reproductores y de los nuevos periquitos bebés.

Si te encuentras preparado para tomar la responsabilidad de hacer criar a tus periquitos, aquí te enseñaremos todo lo necesario sobre sus cuidados. Recuerda que tanto los padres como los pichones requieren atención previa y posterior al nacimiento. A continuación te proporcionamos todo lo que debes saber para criar periquitos.

¿Cómo criar periquitos?

Para iniciar la cría de periquitos, lo principal es contar con una pareja compuesta por un macho y una hembra. Es importante resaltar este punto, porque en ocasiones resulta difícil darse cuenta del sexo de los periquitos, y es posible poseer dos ejemplares machos o hembras. En estos casos la reproducción es imposible, por lo que lo primordial será aprender a distinguir el sexo de estas aves.

¿A qué edad es conveniente propiciar la cría de periquitos?

Para evitar complicaciones a la hora de la postura y el nacimiento de los pichones, es necesario conocer la edad de los periquitos a reproducirse. En caso de encontrarse en un tiempo incorrecto, el desarrollo de la cría puede tener dificultades. Es conveniente escoger aves que hayan alcanzado un año de edad. Evitando por completo la reproducción de periquitos demasiado jóvenes o muy cansados y viejos.

Cuando ya se ha comprobado que la pareja está compuesta por un macho y una hembra de edad adecuada, es momento de saber si son compatibles para criar.

¿Cómo saber si los periquitos son compatibles?

Al igual que en los humanos, para conseguir reproducirse los periquitos deben ser compatibles, es decir, gustarse. Para saber si esto ocurre, se debe prestar atención a las siguientes señales:

  • Comparten gran parte del día jugando y tal vez se sientan a gusto durmiendo juntos.
  • Comparten la comida.
  • Unen sus picos en forma de beso.
  • Se asean uno a otro.
  • Existe cortejo por parte del macho. En esta actividad, el periquito cantará, abrirá sus plumas y agitará la cabeza. Si la periquita acepta su danza, este la acicalará y ofrecerá comida.
  • Cuando la hembra se encuentra lista para el apareamiento, se coloca con las alas separadas y la cabeza gacha.
como criar periquitos

Jaula para la cría de periquitos

Cuando se ha decidido llevar a los periquitos a la cría, lo mejor es adquirir una jaula especial para ello. De esta forma, cuando los polluelos estén listos para dejar el nido, no encontrarán tanta distancia entre este y el suelo. En caso de contar con varias de estas aves, también se recomienda tener una jaula de cría para periquitos y aislar a la pareja de los demás.

Si solo cuentas con una parejita de periquitos, la anidación puede suceder en su propia jaula. Pero es importante que la misma tenga al menos dos aperturas, en las que se colocará el nido adjunto a una de ellas. Es necesario verificar que este no sea demasiado alto, procurando que el piso de la jaula se encuentre bastante cerca.

Pero colocar el nido a nivel del suelo no es aconsejable. En estos casos los periquitos no sentirán seguridad al anidar. Su confianza se basa en la altura en el que este se encuentra. Por lo que se deberá fijar el nido a la jaula para evitar su caída.

¿Cómo debe ser el nido de los periquitos?

La reproducción no ocurrirá si en la jaula no existe un nido apropiado para aparearse y tener su cría. Dicho elemento debe ser ancho y en forma rectangular, preferiblemente de madera, cuidando que su superficie sea lisa. Así se evitará lastimar a las aves. Por lo general, los nidos para periquitos tienen una forma ovalada. Su base es circular, lo que les proporciona una seguridad para poner sus huevos y que estos se mantengan firmes en su lugar.

No es necesario agregar algún tipo de material dentro del nido para promover la reproducción. Solo se debe colocar el nido bien fijado a la jaula y los periquitos lo acondicionarán a su gusto.

¿Cómo se aparean los periquitos?

El cortejo del macho sucede en más de una ocasión. Cuando la hembra se sienta preparada, se colocará con la cabeza gacha y las alas abiertas, contrayendo la pupila, para hacerle saber al macho que esta lista para el acto.

Una vez fecundada, el organismo de las hembras requiere una gran cantidad de carbonato de calcio para la formación de los huevos. Razón por la cual es importante suministrarles alimentos o suplementos con calcio. Además se debe proporcionar una dieta balanceada, basada en verduras, frutas y alimento especial para la cría. Asegurándose también de que en todo momento los periquitos cuenten con suficiente agua limpia en sus contenedores.

Desde el apareamiento hasta el momento de la postura, trascurren aproximadamente 9 días. Es entonces cuando la hembra comenzará a poner un día sí y un día no, cada uno de sus huevos. Hasta completar entre cuatro u 8 de ellos.

Durante el tiempo de incubación, la periquita intentará salir lo menos posible del nido. Por ello, el macho se encargará de proporcionarle la comida. Durante este tiempo, es posible que el nido se llene de una gran cantidad de heces, pues la madre hará todas sus necesidades allí.

Nacimiento de las crías de periquitos

La incubación tardará entre 16 y 20 días, tiempo en el que nacerá el primer pichón. Estos animalitos surgen desplumados y abren sus ojos luego de una semana de haber nacido. La hembra los alimenta con una especie de leche que no debe ser sustituida. Pasados algunos días comenzarán a salir sus plumas y habrá crecido lo suficiente para luego de un mes, salir del nido.