Saltar al contenido

Cómo saber si tu ninfa te quiere

02/09/2021
como saber si tu ninfa te quiere

Adoptar una pequeña ninfa es una de las mejores decisiones, que llenará tu casa de vida, cariño y alegría. Pero a pesar de poner tu esfuerzo en cuidarla, tal vez te hagas una pregunta ¿realmente es feliz conmigo? ¿me querrá mi carolina? Hoy en PetDarling te damos la respuesta: Cómo saber si tu ninfa te quiere, comprendiendo su comportamiento ¡comenzamos!

1 Canta o gorjea cuando te ve

Si tu ninfa carolina canta, silba o gorjea cuando te aproximas, significa que está feliz de verte. En cambio, si cuando estás cerca emite siseos, esto son sonidos hostiles que denotan que se siente temerosa, nerviosa y agitada. Así que agudiza tu oído y presta atención a lo que tu pequeño pájaro te está diciendo.

2 Mueve la cola y parpadea cuando estás cerca

Las ninfas mueven la cola y parpadean cuando están delante de su pareja, y que esto demuestra que están emocionadas y felices de verla. Si tu ninfa exhibe este lenguaje corporal de parpadeos y movimientos de las plumas de su colita de un lado a otro al verte, definitivamente te quiere, e incluso podría estar «flirteando» un poco.

como saber si una ninfa es feliz

3 Su lenguaje corporal demuestra relajación

Observa el lenguaje corporal de tu carolina y busca signos de que se siente relajada y tranquila cuando te acercas. En cambio, si al aproximarte notas comportamientos nerviosos como aleteos o que trata de escapar de ti, es síntoma de que aún no confía y debes ser paciente con ella. Si una cacatúa ninfa levanta la pata cuando te ve, significa que se siente amenazada y no desea tu contacto, de hecho, podría picarte si continuas aproximándote.

🐥 Si tienes una nueva carolina, descubre aquí los mejores nombres para ninfas macho y hembras ¡te inspirarán!

4 Baja la cabeza

Cuando un pájaro ninfa tiene mucha confianza contigo, querrá que la acaricies. Esto se demuestra cuando el ave baja su cuello y cabeza, para pedirte directamente que le acaricies en esas zonas. Si realmente quiere sus caricias y no le haces caso, podría llamar tu atención con chillidos o pequeños picotazos, hasta que le des sus mimos.

5 Regurgita su comida

Si tu ninfa vomita (regurgita) su comida en tu mano, significa que quiere alimentarte, como lo haría con su pareja o sus polluelos. Esto es una gran demostración de amor y afecto de ella hacia nosotros, aunque nos pueda parecer extraño o repulsivo, ya que tu mascota te está tratando como trataría a los miembros más queridos de su propia familia.

como saber si mi ninfa me quiere

6 Corre hacia ti cuando te ve

Cuando una ninfa corre alegremente hacia ti cuando te ve, llevando su cabeza en alto, significa que le gustas y te está invitando a jugar o a que la acaricies. Estos signos de su lenguaje corporal demuestran relajación ante ti, alegría por verte y emoción por compartir tiempo contigo. Así que ¡debes corresponder a su petición! 🙂

7 Tiene los pies calientes

Cuando una ninfa está saludable, tranquila y relajada, tiene los pies calientes. En cambio, si sus patitas y dedos se sienten fríos puede deberse a un problema de salud o a que está viviendo una situación de estrés.

Índice

Cómo saber si una ninfa es feliz

Para saber si tu ninfa es feliz debes observar su lenguaje corporal. Son signos positivos el canto, los silbidos y los gorjeos, así como los pequeños saltitos y el movimiento de su cola de un lado hacia otro. Cuando una ninfa abre las alas o aletea significa que está feliz o que busca tu atención. Esto puede hacerlo en su percha o aferrada a los barrotes de su jaula, para que te acerques a ella.

Fíjate también en su cresta, si está en posición normal indica relajación, en cambio, si la tiene aplanada sobre su cabeza o excesivamente levantada puede denotar nerviosismo o miedo. Además, cuando una ninfa es feliz puedes ver que tiene un aspecto saludable, que come bien y que se muestra activa y curiosa.

Recuerda que estos son pájaros sociables y necesitan interacción con otros pájaros o contigo, así como salir de su jaula cada día al menos durante una hora (o más si es posible) para sentirse bien. Coloca a tu ave en una habitación donde habitualmente estés tu, para que pueda verte y sentirse acompañada. Jugar con ella y acariciarla diaramente es importante para hacerla sentirse querida e integrada en la casa.