Saltar al contenido

Cómo saber si mi perra está embarazada (9 signos)

10/08/2020
como saber si mi perra está embarazada

¿Cómo saber si mi perra esta embarazada?. Esta duda se nos puede plantear alguna vez en la vida. Si tienes una perra, sin esterilizar que ha estado recientemente en celo y cerca de un macho, puede que tengas tus dudas. ¿Como podrías saber si tu perrita esta preñada, incluso antes de ir al veterinario? Aquí te de damos todas las claves, ya que debes fijarte tanto en signos físicos que ocurrirán en su cuerpo como en algunos cambios de comportamiento. Eso sí, que deseas salir de dudas de forma exacta, aquí te explicamos qué pruebas profesionales te darán la confirmación definitiva.

Índice

Cómo saber si mi perra esta embarazada mediante pruebas veterinarias

Si te lo puedes permitir, la mejor opción es obtener la confirmación certera que te dará un veterinario mediante pruebas específicas de embarazo, que normalmente se realizan a las perritas partir de las 3 semanas de gestación, entre ellas encontramos:

  • auscultación a partir de las 4 semanas para escuchar los latidos del corazón de los cachorros
  • ecografía, a partir de las 3 semanas, que permitirá ver a los cachorros en el interior de la barriga de su madre. Esta prueba también te servirá para conocer cuántos perritos nacerán exactamente.
  • realizar un análisis de sangre, que buscan la presencia de substancias como la relaxina, indicativa de que la perra está embarazada.
  • prueba de rayos X, a partir de los 45 días.
  • palpación abdominal a partir de los 28 días de gestación, siempre que el veterinario tenga experiencia en esto.
como saber si mi perra está embarazada

Cómo saber si mi perra esta embarazada (si aún no tiene barriga)

Aunque aún nos encontramos en los primeros días o semanas de la gestación, existen síntomas y pistas tanto físicas como cambios en el comportamiento que nos permiten averiguar si nuestra perra está preñada incluso antes de acudir al veterinario:

Cambios físicos que debes observar:

  • Tetillas hinchadas: Para saber si una perra está preñada, observa sus tetillas. Normalmente ya desde las primeras semanas aparecen un poco más hinchadas de lo normal. Hemos dicho «un poco», es decir que al principio tienes que ser observador para darte cuenta de la hinchazón, no te esperes que tu perra parezca una vaca así de repente. – No obstante, esta cuestión tiene miga, porque no siempre que las mamas de tu perra se hinchen ella estará preñada. A veces  las perras tienen un embarazo psicológico (no real) y sus mamas también aumentan de tamaño.
  • Pezones rosados: Cuando una perra está preñada, sus tetillas además de hinchadas, se ven rosaditas. Este es uno de los cambios más fáciles de observar a simple vista durante los primeros días/semanas de la preñez. Observa a tu perra, y si ves que sus pezones están un poco más grandes de lo normal y de un color rosa más intenso de lo normal, empieza a sospechar…
  • Descargas vaginales: es normal que durante las primeras semanas de embarazo detectes que tu perra tiene descargas vaginales con un líquido transparente o rosa muy clarito. Este líquido gelatinoso existe para formar un tapón de mucosa que ayudará a proteger a los cachorros durante el embarazo.
  • Vientre abultado: esto solo lo podrás notar a partir de al cuarta semana de gestación de la perra, y obviamente será la confirmación definitiva (a menos que decidas ir antes a tu veterinario y éste te lo confirme mediante pruebas).
como saber si mi perra está embarazada
Las pruebas veterinarias te confirmarán el embarazo.

Cambios de comportamiento:

Además de las señales físicas, también se dan algunos cambios de comportamiento. Tu conoces a tu perra mejor que nadie, así que sobre todo fíjate si hay cambios respecto a su modo de actuar «normal». Algunas costumbres que las perras preñadas suelen tener al principio de su gestación son:

  • Pérdida de apetito: puede ser que una perra que era «una buena comedora», es decir una glotoncilla, de repente no tenga hambre, coma menos de lo normal y muestre menos interés por la comida. Por ejemplo, puede que muevas el bote donde guardas su pienso y ni siquiera venga -o si viene, puede que coma un poquito y se marche.
  • Aumento de apetito: Esto cambiará pasados unos días o las primeras dos semanas, y la perra seguramente mostrará el comportamiento contrario. Una perra embarazada, conforme avance la gestación comenzará a comer más y tendrá más hambre de lo normal. Durante el segundo mes del embarazo de las perras se hace más patente el aumento de apetitio de las perras preñadas pues los bebés van creciendo y consumiendo muchos más nutrientes que tu perra debe proporcionarles a través de la alimentación.
  • Más apática: muchas perras preñadas  juegan menos que de costumbre. No es que de pronto no jueguen, pero podrías observar que se comportan «menos alocadamente». Puede que corran menos, no quieran caminar mucho o no quieran jugar tanto como antes. En definitiva, es fácil que observes que una perra embarazada se mueve menos que de costumbre.
  • Duerme más: normalmente las perritas que están preñadas pasan más tiempo durmiendo, descansando o «tiradas» dentro de su cunita.
  • Más mimosa: este cambio es muy común. Muchas perras embarazadas buscan más a sus dueños para que les de caricias, y están felices de tumbarse o recostar a tu lado. Es como si notasen que algo extraño ocurre en su cuerpo, y buscan el comfort de una mano amiga que les ayude a sentirse relajadas y protegidas.
  • O más arisca: acabamos de decir que las perras preñadas se vuelven más mimosas, pero eso es en el caso de que tengan una buena relación con su humano, es decir, una relación de amor y confianza. Si no la tienen (o si tu perra era ya muy asustadiza y desconfiada por la razón que sea), puede que al quedarse embarazada este rasgo se acentue y se vuelva más huraña aún que de costumbre. A lo mejor no deja que le acaricies tanto como antes, o ya no le gusta que le toques la tripa.
  • Se aleja de tus otros perros: si tienes más perros conviviendo contigo en casa, una perra preñada es fácil que rehuya la compañía de tus otros perros (aunque normalmente se lleven bien). A menudo las perras embarazadas buscan estar solas, sin que nadie las moleste.
como saber si mi perra está embarazada

¿Cuánto dura el embarazo de una perra?

Si el apareamiento de perros ha tenido éxito, llegará la preñez. Antes que nada debes saber que el embarazo o preñez de una perra dura 2 meses, es decir unos 62 días de gestación en promedio. Lo normal es que tras el apareamiento, la preñez de una perra dure desde 58 días hasta 65 días, al cabo de los cuales la perra dará a luz a sus cachorros. Como ves, la naturaleza no es cuadriculada, así que los dos meses son una aproximación, pudiendo variar en pocos días la duración de la preñez de una perrita a otra. Transcurrido este periodo, normalmente nacerán entre 4 y 8 perritos, pero dependiendo de la raza pueden llegar a nacer hasta 9 o más.

cómo saber si mi perra está embarazada

¿Cuándo puedo ver la barriga de mi perra embarazada creciendo?

En cuanto tu perra se queda preñada, no vas a poder ver que su abdomen se abulte. Eso ocurre más tarde. Normalmente, es sólo a partir de la cuarta semana de gestación cuando se suele empezar a notar que la barriga de tu perrita está más hinchada de lo normal.

como saber si mi perra esta preñada

Sobre el parto de tu perrita

Cuando hayan pasado aproximadamente dos meses desde la concepción, el parto de tu perrita será inminente. Para que cuando se acerque el día, no te pille por sorpresa, lee en este post cómo saber si tu perrita va a parir (9 signos que no fallan).

Además, mira toda la información y vídeos sobre cómo es el parto de perros. De este modo, podrás hacerte una idea sobre qué esperar, como será el momento del alumbramiento y estar más preparado para ayudar a tu perrita.

Camadas deseadas y planificadas

Finalmente y como último consejo, decir que a menos que desees voluntariamente que tu perra tenga hijitos por una buena razón (tal vez sea una perra de raza, o lo que sea,  y sepas que puedes colocar bien a todos los cachorros en un nuevo hogar), esteriliza a tu perra (o perro). Puedes leer los beneficios e inconvenientes de castrar o esterilizar un perro, así como la mejor edad para hacerlo, en el link anterior!

Piensa que cada año nacen miles y miles de perros debidos a los «descuidos» de sus dueños, perros que luego nadie quiere y terminan abandonados, sacrificados o en un centro de protección para perros (que ya están desbordados). Tenemos que ser dueños responsables y no permitir la cría sin control o sin planificar de nuestras mascotas.

Hay muchos más perros abandonados que hogares dispuestos a acogerlos, por lo que a menos que seas criador profesional responsable y sepas lo que te haces, o tengas el 100% de seguridad de que podrás cuidar o colocar a todos los cachorros que nazcan, siempre recomendamos la esterilización de perros y gatos! Esterilizar a tus perra evitará que tengan crías no deseadas, así como los molestias derivadas de tener una perra en celo.

¿Te ha resultado útil este artículo? Si es así, compártelo en tus redes sociales para ayudarnos con la web y no dudes en contarnos tu experiencia o tus dudas en los comentarios más abajo!

Bibliografía

  1. Advanced canine reproduction and puppy care; The seminar, autor Myra Savant Harris, 2010.
  2. The complete book of doogbreeding, autor Dan Rice, 2008.