Saltar al contenido

La VELOCIDAD del galgo, según las distintas razas.

Publicado el , actualizado el
velocidad galgo

De todos los perros, sin duda, el rey de la velocidad es el galgo. Pero realmente, cuánto corre un galgo no tiene una única respuesta, ya que su velocidad depende de la raza de galgo en cuestión.

Cual es la velocidad del galgo

El galgo corre a una velocidad punta de 60 a 70 kilómetros por hora aproximadamente, dependiendo de su raza. Concretamente:

  • Galgo español, 60 km/h.
  • Galgo inglés, 70 km/h.
  • Saluki, 68 km/h.
  • Azawakh, 64 km/h.
  • Whippet, 55 km/h.
  • Lebrel italiano, 40 km/h.

Para poder alcanzar estas velocidades tan elevadas, un galgo debe estar bien cuidado y debidamente entrenado, estando habituado a correr varias veces por semana en campo abierto.

Estas velocidades que te hemos mostrado serían las de la «élite» de los galgos más atléticos, algo así como los » campeones olímpicos» de los galgos.

Galgos corriendo (video)

Mira en este video a dos bonitos galgos atigrados corriendo en la play por placer.

Velocidad y resistencia en el galgo según su raza

Basta tan solo mirar a un galgo para saber que es un corredor velocista en potencia, y hemos comprobado las grandes velocidades que son capaces de alcanzar.

Pero lo que tal vez no sabías es que no todas las razas de galgos pueden mantener esa velocidad punta por mucho tiempo. Es decir, su fortaleza varía mucho.

Por ejemplo, el galgo más veloz es el galgo inglés, que puede correr a 70 kilómetros por hora. Sin embargo, sólo es capaz de mantener esa aceleración máxima durante 30 segundos, lo cual no es un tiempo muy elevado. Por tanto, el galgo inglés es un perro realmente explosivo con una aceleración muy rápida, aunque no muy resistente.

En cambio, el galgo español alcanza una velocidad de 60 km/h que es capaz de mantener en lo más alto durante 4 ó 5 minutos. Lo cual supone una verdadera proeza física de velocidad combinada con resistencia.

El punto fuerte de esta raza de galgo durante la carrera es su durabilidad y fondo físico, porque es capaz de mantener velocidades altas por mucho más tiempo.

Por ejemplo, un galgo inglés aceleraría rápidamente y podría mantener su velocidad máxima por unos 30 segundos tras lo cual se cansaría y desaceleraría rápidamente. Mientras que el galgo español podría correr a toda máquina por una pradera durante 4 ó 5 minutos.

Como distintas variedades de galgos han ofrecido virtudes diferentes, se han dado hibridaciones entre galgos, como los cruces de galgo español con galgo inglés. Lo que se buscaba era crear «el perro corredor perfecto», combinando una carrera resistente y explosiva al mismo tiempo.

Conoce las peculiaridades de cada galgo

Existen diversas variedades de galgos, cada una con sus características físicas específicas, adaptadas al entorno donde fueron criados. Además, las distintas razas tienen rasgos particulares no solo en cuanto a su peso, su pelaje o su historia, sino también, variaciones en su carácter y comportamiento, así como los cuidados específicos que necesitan.

Si eres un forofo de los galgos, te recomendamos que hagas clic a continuación para leer las fichas del galgo o lebrel español, el Saluki o el galgo Afgano de pelo largo.

El origen del galgo como perro cazador

La velocidad de estos animales, no es casualidad, y de hecho tiene mucho que ver con su historia. Los galgos pertenecen a un linaje muy antiguo de perros, que tradicionalmente han sido utilizados para la caza de presas a la carrera.

En España, desde la época del imperio romano existían este tipo de perros, que se hicieron muy populares por su facilidad para la caza del conejo. Tenemos que pensar que antiguamente la comida era escasa, por tanto, quien tuviera uno de estos perros para ayudarle a procurarse su sustento, tenía en verdad un tesoro.

En otros países, como los del medio Oriente, también se han criado variedades de galgos desde hace cientos, si no, miles de años. El Galgo afgano, por ejemplo, propio de las zonas montañosas de Afganistán, participaba junto a sus dueños en la caza de animales herbívoros de gran tamaño, e incluso grandes felinos.