Saltar al contenido

Por qué mi perro JADEA MUCHO ¡puede estar enfermo! | 8 razones

Publicado el , actualizado el
mi perro jadea mucho

¿Por qué mi perro jadea mucho, es algo malo? El jadeo es una respiración fuerte y rápida que realizan los perros con la boca abierta y la lengua fuera para favorecer la evaporación de agua. Esto refresca el organismo del perro y le ayuda a mantener una temperatura corporal óptima. Los perros jadean especialmente tras hacer ejercicio físico o cuando la temperatura ambiental es alta. Dado que estos animales no sudan a través de la piel, excepto una pequeña cantidad por las almohadillas de los pies, el jadeo es su mecanismo fisiológico más eficiente para refrescarse. El jadeo que se produce justo después de hacer ejercicio físico intenso o al salir a la calle en un día caluroso de verano se considera normal y no conlleva ningún problema de salud, al contrario, es una respuesta natural en un perro sano.

Sin embargo, cuando un perro jadea excesivamente a cualquier hora, si hace ruidos extraños al jadear o si los jadeos se producen en momentos inesperados (el perro está tumbado, descansando o por la noche), se considera que es un jadeo anormal y debe alarmarnos. Si un perro jadea mucho puede estar padeciendo enfermedades serias como la parálisis laríngea, el síndrome de cushing, enfermedades cardiacas o anemia. Todas estas afecciones causan una disminución de la cantidad de oxígeno en sangre y como mecanismo de compensación, el perro jadea excesivamente tratando de aportar más oxígeno a su organismo.

Veamos a continuación en detalle por qué jadean los perros y qué otros síntomas pueden acompañar a un jadeo que no es normal.

Por qué jadean los perros: 8 razones

  • Calor: la razón más frecuente del jadeo es el calor ambiental o el aumento de temperatura causado por el ejercicio físico intenso. Cuando un perro padece altas temperaturas, en lugar de sudar jadea. La evaporación del agua le ayuda a refrescar su cuerpo.
  • Ansiedad: el jadeo conductual es uno de los síntomas del estrés, el miedo y la ansiedad canina. Otros signos que suelen concurrir son bostezos repetitivos, gemidos, lloriqueos o que el perro se lame el labio superior.
  • Malestar físico: cuando un perro no se siente bien o padece molestias o dolores exhibe síntomas de alarma, como el jadeo. Este jadeo suele ser irregular y puede darse cuando el perro está tumbado o descansando, sin ningún tipo de relación con el ejercicio.
  • Razas propensas al jadeo: algunas razas de perros, especialmente los denominados braquicéfalos, como el bulldog, el bóxer, pug carlino, o lhasa apso poseen hocicos cortos y achatados, que les provocan dificultades para respirar correctamente. Para tratar de compensarlo, es común que este tipo de perros jadeen más que los de otras razas con hocicos alargados.
  • Enfermedades cardíacas: algunos de los síntomas que exhibe un perro enfermo del corazón son el jadeo excesivo, tos, cansancio físico sin motivo aparente y falta de energía.
  • Parálisis laríngea: enfermedad en la cual los músculos que abren la laringe del perro no funcionan correctamente. Al inspirar, las paredes de las vías respiratoria no se expanden y por tanto el oxígeno no fluye adecuadamente. En fases iniciales pueden observarse síntomas como el jadeo excesivo, y si no es tratada por un veterinario, la parálisis laríngea puede acabar causando la muerte del perro por asfixia.
  • Anemia: se produce cuando hay deficiencia de glóbulos rojos o eritrocitos en la sangre, cuya función es transportar oxígeno por el sistema circulatorio y el organismo. La anemia hace que el perro jadee mucho para intentar compensar la falta de oxígeno en sangre. Puedes leer aquí todo sobre la anemia canina (qué otros síntomas específicos tiene y cual es su tratamiento).
  • Síndrome de Cushing: es un trastorno hormonal en el que el organismo del perro produce demasiado cortisol. El exceso de esta hormona está asociado a distintos síntomas, como el jadeo, el aumento de la sed y la cantidad de agua que bebe el perro, mal carácter y oscurecimiento del color de la piel que llega a ser grisácea.

Qué debo hacer si mi perro jadea en exceso

Si has notado que tu perro jadea en momentos en que no esperarías que lo hiciera o que además del jadeo exhibe otros síntomas preocupantes como la falta de energía, desorientación dentro de casa, irritabilidad, sonidos extraños al respirar, orinar con mucha frecuencia o vómitos, no dudes en acudir a tu veterinario cuanto antes.

Cuando tu perro jadee de forma excesiva o no sepas explicarte a qué se debe su jadeo, acude urgentemente a tu veterinario de confianza.

Él podrá realizarle análisis o las pruebas veterinarias que considere pertinentes para ofrecerle a tu perro un diagnóstico y un tratamiento adecuado.