Saltar al contenido

MI GATO ME MUERDE ¿QUÉ DEBO HACER?

Publicado el , actualizado el
mi gato me muerde

«Cuando estoy acariciándolo, de pronto cambia y me da un mordisco. ¿Porque mi gato me muerde?, ¿es por maldad o hay alguna razón, que lo lleva a comportarse así?» Si alguna vez te ha ocurrido esto, no te preocupes, porque nos ha pasado a todos. En este post de PetDarling queremos contarte por qué los gatos muerden y qué puedes hacer tu para evitarlo.

Mi gato me muerde y me araña

Los gatos muerden por diversos motivos, y aunque generalmente pensamos que es algo malo, lo cierto es que algunos tipos de mordiscos de gato no lo son. Lo importante es aprender a distinguir unos mordiscos de otros, y poder controlarlos. Además ¿sabías que los gatos no muerden de repente, como a veces pensamos?. En realidad, antes de cualquier agresión, los animales nos avisan.

Gato que avisa no es gato traidor, es avisador:

¿Qué significa esto? Simplemente que casi siempre, antes de morder, los gatos nos avisan con señales corporales de que algo les desagrada. Las señales a  veces son rápidas, por eso hay que estar atento y ser sensible a los cambios de su cuerpo, sus posturas y los sonidos que emiten, y reaccionar en consonancia, ya que si no, pueden ir in crescendo y acabar en una situación desagradable para todos.

Si desoímos dichas señales gatunas, bien porque nos da la gana o bien porque no conocemos el lenguaje no verbal del gato, entonces, puede que nos ganemos un mordisco de nuestro gato (merecido, en parte, por no atender a sus avisos!). Es decir que eso de que «mi gato me mordió por sorpresa«, no suele ser verdad…

Porque mi gato me muerde

Existen varios motivos por los que tu gato puede morderte, depende de la situación. Estos son quizás los más frecuentes.

1. Gato que muerde porque no está socializado o vive aterrorizado:

Para empezar hay gatos que muerden, así, habitualmente, digamos. Estos casos no son los más habituales. ¿Como son estos casos? Cuando un gato muerde de forma agresiva, antes de hacerlo mandará señales corporales como aplastar sus orejas, bufar, maullar de forma sonora y enfadada y erizar el pelo de su lomo y su cola. Esto debe hacernos comprender que en ese momento el gato no quiere nada con nosotros y debemos dejarlo tranquilo y darle espacio, es decir, retirarnos.

porque mi gato me muerde

¿Por qué actúan así? Esto puede deberse a que el gato no está bien socializado (es decir, no se han molestado en educarlo y enseñarle a jugar apropiadamente), está traumatizado por males experiencias pasadas con los humanos (tal vez lo maltrataron), o porque sea un gato extremadamente asustadizo, que vive «a la defensiva». Cuando un gato vive a la defensiva, normalmente se debe al miedo, y es ese miedo causado por algún trauma pasado el que la hace atacar antes de que lo ataquen a él. Rehabilitar un gato de este tipo es posible, pero se necesitarán tiempo y paciencia y sobre todo darle espacio. Si estás en este caso y no sabes como ayudar a tu gato, pide ayuda a un educador felino profesional.

2. Gato muerde cuando le tocas la barriga:

A veces ocurre que estás acariciando a tu gato en su barriga y te muerde. Esto ocurre porque para los gatos su panza es una zona «sensible e íntima». Cuando un gato se da la vuelta y te muestra la barriga, o rueda por el suelo, eso indica que confía en tí, lo cual es una buena señal.
Sin embargo, que te muestre su barriga no necesariamente indica «acaríciame la tripa», puesto que los gatos son diferentes de los perros en este sentido. Si acaricias a un gato en la barriga, durante más de 2 segundos, es normal que te muerda la mano porque:
  • para tu gato es una zona «privada»
  • acariciarle la barriga le hace entra a tu gato en modo «juego-ataque»

Así que si quieres evitar estos mordisquitos, o bien no le toques la panza, o bien hazlo brevemente, tan solo durante dos o tres segundos.

3. Mi gato me muerde cuando jugamos

Este caso es bastante común, a veces mientras jugamos el gato nos muerde las manos o nos araña, y nos puede hacer daño. Incluso hay algunos gatos que juegan a cazar los pies o los tobillos de su dueño, y pueden lastimarlos. ¿Por qué ocurre esto? Este comportamiento responde a la naturaleza del gato, que es un animal cazador, y sigue sus instintos de depredador. Lo que está haciendo es ver tus manos como una presa viva. Si tu gato está demasiado aburrido y ocioso en casa, este tipo de «ataques jugando» se incrementa, porque tu gato tiene demasiada energía que no quema con actividad.

¿Como se puede evitar esto? Hay varias maneras, la primera es hacer que tu gato se mueva más y jugar más con él. Si tienes un jardín seguro, puedes permitirle salir al exterior para ejercitarse, poder correr o trepar árboles. También, dentro de casa, proporciónale juguetes como pequeños ratones de trapo para que pueda cazarlos. También es ideal si puede trepar a un rascador alto, de tipo árbol, que instales en tu casa.

mi gato me muerde cuando jugamos

A la hora de jugar con tu gato, lo más sencillo para que no te muerda es no jugar directamente con tus manos, sino jugar con algún objeto, como por ejemplo las varitas para gatos, que consisten en un palo, una cuerda, y un juguete al final. Al acostumbrar a tu gato a cazar ese objeto, dejará de atacar a tus manos como si fueran presas.

Finalmente, si tu tiempo y tu economía te lo permiten, puedes tener en casa un segundo gatito, para que entre ambos jueguen y se mantengan ocupados y en forma mutuamente.

4. Mordiscos de amor en los gatos

¿Sabías que no siempre los gatos muerden por algo negativo? Los gatos tienen su propia manera de comportarse y de expresar sus emociones. Una manera en la que los gatos expresan su amor y que están felices y relajados es dar pequeños mordisquitos de amor o love bites gatunos. ¿Como son? Normalmente ocurren cuando estas acariciando a tu gato suavemente, o estás tumbado en el sofá junto a él, y comienza a morderte los deditos o la punta de la nariz. En ese caso no te enfades, siéntete afortunado por su cariño. 🙂 (¡Aunque si te hace daño, está claro que puedes pararle!).

Por qué mi gato me muerde. Esperamos haberte sido de ayuda con este post. ¿A ti te ha pasado? Cuéntanos más abajo en los comentarios tus experiencias con gatos y mordiscos (¡aunque sean mordiscos de amor!).