Saltar al contenido

Por qué mi conejo no come – Causas y qué hacer

Publicado el , actualizado el
mi conejo no come

A los conejos les fascina comer, pasan todo el día masticando heno, verduras y todo lo que consiguen. Así es su naturaleza, y si tienes uno sabrás que son animalitos muy glotones. Por eso, cuando pierden el apetito es preocupante. Y tiene que serlo, que tu conejo no quiera comer, no suele ser una buena señal y hay que prestar atención. Hoy en PetDarling queremos hablarte de qué hacer cuando mi conejo no come.

Mi conejo no come, causas

¿Por qué mi conejo no come? Estas son las principales causas:

  • Íleo, es la interrupción del tránsito intestinal y causa principal de la anorexia en conejos.
  • El conejo tiene los dientes demasiado grandes.
  • Enfermedad dental o inflamación de encías.
  • Una úlcera gástrica
  • Tumor en el estómago o la boca.
  • Tener parásitos externos como pulgas o piojos, o poseer parásitos intestinales.
  • Aparición de un absceso en el cuerpo.
  • Enfermedad neurológica.
  • Estrés o desadaptación a cambios ambientales.
  • Llagas en el pie y corvejón.
  • Estar envenenado con una toxina.
  • Enfermedad infecciosa o respiratoria.
  • Artritis o dolor de huesos.

Todas estas condiciones pueden provocar íleo. El íleo es es la interrupción aguda del tránsito intestinal, un problema que hace que un conejo deje de comer. El contenido intestinal (alimentos y líquido) se detiene completamente en un punto del tubo digestivo. Puede ser en el intestino delgado, o en el intestino grueso. El íleo resulta altamente peligroso para los conejos, si no se detecta a tiempo y es tratado, puede causar la muerte del animal. Es crucial que una vez que compruebes que realmente tu mascota no está comiendo, la lleves al veterinario sin perder tiempo.

> Descubre al conejo mariposa gigante, un enorme peludo con de pelaje espectacular y carácter cariñoso y juguetón.

mi conejo no come

Cómo saber que mi conejo no quiere comer

Para saber si tu conejo no quiere comer, debes ofrecerle su verdura o fruta preferida, si tu conejo rechaza el alimento debes ponerte alerta y mantenerlo en observación. Pon atención en las siguientes horas y a la vez fíjate si hay otros síntomas.

Espera un par de horas y ofrécele de nuevo la fruta o verdura, si vuelve a rechazarla, es conveniente que acudas a un veterinario de exóticos para que revise el animalito, porque puede estar comenzando a tener algún problema.

Mientras lo observas, fíjate en sus heces, si cambian de tamaño, consistencia o cantidad y observa si rechinan los dientes. Observa además si vomita o si está aletargado o duerme demasiado. Un síntoma de íleo son los gases excesivos. La pérdida de peso o extrema delgadez también es un síntoma preocupante que debe hacerte acudir al veterinario. Si te fijas en los síntomas será más fácil para el veterinario determinar que puede estar sucediendo.

> Descubre: cómo son las zarigüeyas bebé, cómo nacen y qué cuidados necesitan.

Revisa a tu conejo en busca de otros síntomas

Si ya has comprobado que tu conejo no quiere comer, haz una revisión rápida en casa para ver si encuentras otros síntomas preocupantes:

  • Acaricia tu conejo para detectar si hay algún bulto o absceso anormal en su cuerpo.
  • Abre su boca y mira sus dientes. Fíjate si son demasiado grandes o tiene algún dolor inusual.
  • Revisar sus fosas nasales y mira si ambas fosas se encuentran despejadas y el conejo puede respirar normalmente.
  • Prueba a alimentar a tu conejo con verduras de hojas verdes, hechas cremas o papillas y administraselas con una jeringa.

Es conveniente forzarlo a comer para que no se deshidrate o desnutra y para estimular el tracto gastrointestinal. Si con todo esto tu mascota aun no comienza a sentirse mejor, no lo pienses más y llévalo al veterinario.

Qué hacer si un conejo lleva horas sin comer

Una vez que le des de comer con la jeringa, incita a tu conejo a hacer algo de ejercicio y aplica masajes en su vientre para estimular la motilidad intestinal. Es conveniente que evites que tu mascota se llene de gases, estos gases son un síntoma del íleo y resultan muy molestos y dolorosos para tu pequeño animalito.

Aumenta la cantidad de agua que consume tu mascota, suminístrale agua o suero  con la jeringuilla. Hazlo hasta que tu conejo comience a defecar de manera normal.

Si tu conejo no ha dejado de comer por completo, pero si ha disminuido la cantidad de alimentos, dale frutas y verduras que contengan mucha agua y fibra, así lo ayudarás a hidratarse y a mover sus intestinos. No le des pellets, ya que son muy secos y concentrados.

Acude al veterinario

Una vez que compruebes que realmente tu mascota no está comiendo y no responde a la comida que le ofreces, debes llevarlo al veterinario, Este revisará al animal, descartando las posibles causas del problema, revisará sus dientes, su cuerpo en busca de algún tumor y hará una inspección general.

Puede ser que en algunos casos tu conejo necesite que se le hagan algunos análisis, radiografías o ecografías, que permitan al veterinario determinar la causa con exactitud y comenzar el tratamiento. Por lo general estos tratamientos se hacen en casa, pero en casos graves pueden requerir de hospitalización. En algunos casos También tu veterinario puede darle por vía intravenosa suero o líquido para evitar la deshidratación, mientras los medicamentos mejoran su condición y tu mascota empieza a comer por sí sola.

¿Cómo sé que mi conejo ha perdido el apetito?

En ocasiones los conejos no dejan de comer por completo, sino que disminuyen considerablemente la cantidad de alimentos que consumen. Si tu conejo come menos de lo habitual, puede ser que no te des cuenta de que hay un problema, pero existen otros síntomas que te pueden alertar:

  • Sus heces pueden disminuir de tamaño, consistencia, cantidad o simplemente tu mascota dejar de defecar.
  • Puede hacerse menos activo, esto es una señal que debe alertarte.
  • La cantidad de comida sobrante es más de lo acostumbrado.
  • Rechaza sus verduras, frutas o golosinas favoritas.
  • Rechina los dientes.
  • Comienza a bajar de peso.

Cualquiera de estos síntomas o varios de ellos pueden alertarte de que existe un problema, sigue las recomendaciones y en caso de que tu conejo no empiece a comer en unas horas, llévalo al veterinario sin demora.

Cómo prevenir que mi conejo deje de comer

Para prevenir el íleo en tu conejo, estas pautas son muy útiles:

  • Aminorar los carbohidratos y la cantidad de pellets que das a tu conejo.
  • Dale una dieta rica en fibras con verduras naturales y heno a voluntad.
  • Mantén agua limpia siempre a su disposición.
  • Reparte la comida diaria en varias porciones, al menos dos o tres.
  • Permite a tu conejo caminar y hacer ejercicio todos los días. No lo tengas encerrado en una jaula todo el día. El sedentarismo puede favorecer muchos problemas físicos, incluyendo los intestinales.
  • No permitas que esté obeso. Si lo está, reduce la cantidad de pienso o pellets, incrementa la cantidad de heno y verduras frescas y aumenta su ejercicio diario.

Con estos cuidados ayudarás a tu conejo a estar más saludable y también le ayudarás a prevenir que sufra una parada intestinal.

¿Te ha resultado útil este post? Compártelo en tus redes, y cuéntanos más abajo en los comentarios tus experiencias o dudas sobre el tema.