Saltar al contenido

HAZTE ESTAS 5 PREGUNTAS ANTES DE ADOPTAR UN GATO

Publicado el , actualizado el
Ventajas de tener dos gatos

A veces visitamos un refugio animal y se nos parte el corazón. Querríamos llevarnos todos esos peluditos a casa y darles una vida mejor. Pero, recuerda que no son juguetes, te necesitarán siempre, y hay que planteárselo seriamente. Así que ¡te animamos a que sigas leyendo, no cuesta nada: Hazte estas preguntas antes de adoptar un gato, (porque para una persona responsable, esta es una decisión definitiva!).

Ventajas de tener dos gatos. Dos gatitos jugando juntos.Adoptar o comprar un gato es algo serio, que implicará mucho tiempo, dedicación y dinero, y requiere de un compromiso que puede durar hasta 15 años, o incluso más (sí, mucho más que la mayoría de nuestros [email protected]).

El hecho de que estés pensando adoptar de una asociación protectora o un refugio indica que eres una persona humanitaria que se preocupa por el bienestar animal, sin embargo, antes de lanzarnos a la aventura de adoptar (o comprar) un animal, no deberíamos guiarnos sólo por la emoción, la empatía o la pena momentáneas.

Los refugios y protectoras de animales están llenos de perros y gatos que una vez adoptados, son rechazdos y devueltos.  La verdad es que siempre hay una excusa. Nadie dice «abandono porque sí», ya hemos oido de todo, desde «problemas personales» a «por no poderlo atender» «porque se lleva mal con mis hijos» «porque se lleva mal con sus congéneres» «porque de repente me da alergia» y un largo etcétera de excusas y excusillas varias con más o menos creatividad, pero que el 90% de las veces simplemente no son verdad….

Tenemos que ser responsables y acabar ya con esto, así que te ayudamos a plantearte seriamente algunas cosas:

1. ¿Por qué quieres adoptar?

Casa de acogida para gatos.
Si quieres ayudar, siempre hay una manera.

Piensa bien tu motivación real, y comprueba que realmente parte de tu propio deseo interior (debe partir de tu corazón, no de lo que digan lo demás ni de un capricho).

No te dejes llevar por la moda, porque es de buena persona adoptar, porque tus amigos ya lo han hecho o porque tus hijos quieren un peluchín que se mueve.

El responsable último serás tu, (no tu hijo ni tus amigos) y de ti debe partir una motivación real.

Si no estás seguro de poder comprometerte a largo plazo, siempre hay otras maneras de ayudar. Puedes ser Casa de Acogida, (pincha aqui para saber qué son), o puedes hacerte socio de una asociación protectora o donarles alguna cantidad de dinero cuando puedas.

2. ¿Podrás dedicarle a tu gato todo el tiempo que necesita?

Como comentábamos puede vivir hasta 15 años, y diariamente necesitará que le des alimento y mimos y que juegues con él. Además mientras sea un gatito tendrás que educarlo poco a poco y mantener mucho contacto con él. Piensa si tu estilo de vida te permitirá proporcionarle toda la dedicación y el tiempo necesarios. (Sí, hay que jugar con nuestros gatos y dedicarles tiempo cada día, ¡no son plantas!). 😉

3. ¿Podrás pagar el veterinario y las vacunas?:

El perro mas caro del mundo 2014Tener un gato, o cualquier otro animal supone un gasto. Tendrás que comprar su pienso o su comida, su rascador y su bandeja de arena y llevarlo al menos una vez al año al veterinario, si todo va bien.

Tendrás que pagar sus vacunas, y si cae enfermo o se da cualquier incidencia (imagínate, puede romperse una pata o cogerse una infección) eso supondrá un coste adicional. Considéralo.

4. ¿Tus hábitos de vida concuerdan con la raza  o tamaño de gato que deseas adoptar?

Cada raza o tipo de gato tiene unas características propias, tanto físicas como en los rasgos de su carácter (puedes echar un vistazo a nuestra sección de razas para una primera toma de contacto).

Algunos gatos, como los persas por ejemplo, son poco activos y estarán felices de pasarse el día ronroneando tirados en tu sofá, pero otras razas como los Bengalíes son muy activas y no pararán quietas. Querrán cazar insectos en tu casa, trepar por las cortinas, esprintar por los pasillos, etc. Así que antes de adoptar o comprar, te recomendamos que leas e investigues un poco sobre el tipo de animal que vas a acoger. Otra cuestión que te debes plantear es con quien dejarás a tu minino cuando te vayas de vacaciones, o si podrás permitirte pagar una guardería felina o un cuidador que venga a tu casa en caso de que tus conocidos no puedan hacerse cargo esos días.

5. ¿Podrás evitar que vengan cachorros no deseados?:

Casas de acogida para gatos
Gata en acogida con sus hijitos (fue abandonada justo cuando parió).

Imagínate que adoptas una gatita de un refugio, salvándole la vida y le proporcionas un hogar feliz en el que crecer. Al cabo de unos meses entrará en celo, te darás cuenta cuando empiece a maullar desesperadamente e intente escaparse para buscar un novio por el barrio.

Lo más recomendable para no tener disgustos es que esterilices a tu minina. Imagínate que no lo haces y en un descuido ella queda preñada. ¿Cuál sería el paso siguiente? ¿Volver al refugio, pero esta vez para dejar 6 gatitos? Si hiciéramos eso, nuestra buena obra inicial (la adopción) en verdad no habría servido más que para generar 6 nuevos problemas. Por este motivo, sé responsable y cuando adoptes apuesta por la esterilización, así evitaremos que nuestros amigos se reproduzcan de manera incontrolada. Recuerda que ahora mismo ya hay más animales abandonados que hogares dispuestos a adoptarlos.

En conclusión, sé responsable:

Ventajas de tener dos gatos
Dos gatitos adoptados descansando juntos

Aunque te haya parecido una lista larga de preguntas, te aseguramos que no es nada exagerado. Cuando te das una vuelta por los refugios, muchos de los animales que ves son nacidos de dueños irresponsables que no castraron a sus mascotas, pero un porcentaje muy significativo son mascotas que ya fueron adoptadas en su día y que han sido devueltas, como si fuesen un electrodoméstico o un traje.

Aunque para los que amamos los animales el cariño, amor, lecciones de vida, risas, y diversión que ellos nos dan compensa con creces el trabajo que supone cuidarlos, NO SUBESTIMES LA RESPONSABILIDAD QUE IMPLICA TENER UNA MASCOTA.

Adoptar no nos hace mejores persona per se, lo que nos hace mejores personas es NO ABANDONAR los animales que nosotros mismos hemos decidido que estén en nuestra vida (poco importa que sean comprados o adoptados).

Recuerdas lo de que «un gran poder conlleva una gran responsaabilidad»? Pues por muchas bromas que hagamos sobre el carácter egoista o la independencia de los gatos, entre nosotros y ellos, los  poderosos somos nosotros, …de lejos. Así que haz honor a tu estatus de  huamano, y actua con responsabilidad. En definitiva, ¡esta sí que debe ser una unión para siempre!! Y créenos tener una «relación» con un gato… compensa con creces el trabajo que cuesta cuidarlos!.