Saltar al contenido

Persa

Publicado el , actualizado el
gato persa

¿Te enamoran estos mininos de pelo largo? Déjanos decirte que no estás solo, ya que los gatos persas son la raza de gatos favorita de millones de personas!. No en vano, es la raza de gato más popular del mundo y la que mayor número de ejemplares registrados con pedigree presenta. ¡Conozcamos ya al gato persa, y desvelemos algunos secretos sobre estos aristocráticos felinos!]

Peso y tamaño

  • Tamaño mediano a grande.
  • Peso 3,5 a 6 kilos.
  • Altura ronda los 25 a 30 cm. a la cruz.
  • Pelo largo

Características del gato persa

Son animales muy elegantes, a menudo símbolo de lujo y glamour. Los gatos persa son de tamaño mediano a grande y de estructura ósea más bien robusta. Su cuerpo es bastante ancho y fuerte, y exhiben una característica «barriga» o «bolsa», que es tejido adiposo adherido al vientre.

No products found.

En las últimas décadas su morfología ha variado un poco respecto a los gatos persa original , que era más estilizado, tenía el cuerpo más ligero y largo, el hocico también más alargado y las orejitas un poco más grandes.

Los gatos persa poseen una cabeza bastante maciza, cara ancha, hocico aplanado, orejitas pequeñas y redondeadas que sobresalen poco de la cabeza. Los ojos del gato persa son grandes y muy redondos, con una expresión facial muy dulce. Sus grandes ojos y naricitas pequeñas, les ha valido el título de «caras de muñeca».

Dejando a un lado sus rasgos faciales, lo más llamativo de los gatos persa es su melena, un precioso y poblado manto de pelo largo y sedoso. Aparece en múltiples colores y patrones, como pueden ser el gato persa gris o azul, dorado, naranja, blanco, negro, crema, chocolate, atigrados, bicolores y tortugas o cálico. En la raza de gato persa se aceptan todos los colores.

Existe un color especial llamado chinchilla silver o golden, con reflejos plateados o dorados.

Como curiosidad, dentro de una misma camada, los gatitos persas azules suelen alcanzar menor  tamaño y peso que sus hermanos de color naranja o dorado.

El pelo del Persa requiere de cepillado diario para estar en buenas condiciones, ya que si no, aparecerán nudos imposibles de desenredar que deben ser cortados o esquilados con maquinilla.

Puedes conocer más gatos espectaculares de pelo largo en nuestra sección de todas las razas de gatos, con imágenes e información de cada una.

gata persa tradicional
Gato persa cara de muñeca, blanco.

Tipos de persas

Existen 3 tipos de gatos persa principalmente:

  •  El gato persa himalayo, que se distingue por el patrón de su pelaje, similar al del gato siamés. Puedes conocer toda la información del gato himalayo haciendo clic en el link anterior.
  • El gato persa cara de muñeca o persa tradicional, de rasgos faciales suavizados.
  • El gato persa chato o peke face, una versión moderna cuya cara ha sido modificada mostrando un hocico extremadamente achatado, y la nariz queda muy cerca de los ojos.

No products found.

Los gatos persa peke face son una variante de los persas de siempre, con rasgos físicos en al cara un poco diferentes, cráneos más redondeados y hocicos muy chatos. El gato persa chato o peke faced recuerda por su expresión a un perro pequinés (de ahí el nombre). Se originaron en Estados Unidos, a partir de una camada portadora de una mutación genética recesiva. Tras su llegada a Europa llamaron tanto la atención que arrasaron en las exposiciones de belleza.

gato persa blanco
Gato persa chato o peke faced.

Por ese motivo se fueron extendiendo y hoy son  una versión muy demandada. Aunque a mi personalmente me gusta mucho más la versión del persa tradicional de rasgos más suaves, naturales y dulces, y en definitiva, menos extremos.

Al tener un hocico tan chato, puede hacer que algunos gatos persas chatos tengan más problemas de salud, como el lagrimeo constante, problemas en el parto, y afecciones respiratorias, lo mismo que les ocurre a otras razas de gatos y perros braquicéfalos.

Carácter del gato persa

Estos gatos de porte distinguido tienen una personalidad suave, dulce, delicada y tranquila.  Adoran estar con sus dueños de los que son devotos en extremo. Son inteligentes, extremadamente mimosos y muy dóciles.

Se dice que es una raza muy casera porque son felices viviendo en el interior, y a veces incluso si la casa dispone de jardín son reacios a alejarse mucho del hogar, donde se sienten protegidos. Aceptan bien la convivencia con toda la familia, e incluso con niños, pero siempre suelen tener un humano favorito, al que le pedirán más atención y juegos.

tipos gato persa bicolor

No son independientes, y carecen de instintos de defensa casi por completo, por lo que no es recomendables dejarlos en el exterior sin supervisión. Tampoco tienen un instinto cazador muy desarrollado.

Además hacen poco ruido, ya que su voz es débil y maúllan poco. En definitiva, es el gato de interior por excelencia,  ideal para vivir en un piso. Los gatos persa son muy amorosos, tranquilos y dulces,  te siguen por la casa como un perrito y se duermen en nuestro regazo, es lo que los sajones llaman «a true lap cat» (un verdadero gato de regazo).

Cuidados de estos mininos

Los gatos persa necesitan un cepillado de su pelo regular, idealmente una vez al día, y al menos 3 veces por semana. Si no se hace esto, se le forman nudos en el pelo, que una vez aparecen son imposibles de deshacer, y solo pueden cortarse. Esto se debe a la textura de su pelaje, largo y fino, con tendencia a enredarse. El mejor cepillo para gato persa es uno metálico, cuyas púas puedan peinar la capa externa y también acceder a su capa de pelaje interna.

También es bueno bañarlos ocasionalmente con champú adecuado, para dejar su pelo más limpio, suelto, esponjoso y brillante. Debes hacerlo en una habitación cálida, y al terminar, envolverlo en una toalla para secarlo. Si donde vives no hace mucho calor, puedes acostumbrarlo a secar su pelo con secador, con cuidado de no quemarle con una temperatura del aire demasiado elevada. Una vez seco, aprovecha para cepillar su manto bien, y retirar el pelo muerto.

gato persa bebe blanco

Deberás tener cuidado con su nutrición y no sobre alimentarlo, ya que el gato persa tiene tendencia al sobrepeso. Cuando el dueño descuida este punto es fácil acabar en poco tiempo con un gato gordito, que acumulará grasa sobrante tanto en el lomo como en la bolsa que poseen bajo la barriga. Esto no es deseable, puesto que a medio y largo plazo la obesidad fomenta la aparición de otras enfermedades.

Es también importante proporcionar la los persas hierba fresca plantada en una maceta, malta u otro productos de este estilo con regularidad para ayudarles a eliminar las bolas de pelo de su estómago. Si no, pueden causarles obstrucciones intestinales que requieren intervención veterinaria.

Las uñas de tu persa deben recortarse con tijeras especiales para gatos, en el caso de las zarpas delanteras, al menos una vez cada dos semanas. De esta manera evitarás que te haga daño sin querer mientras estás con él. Para acostumbrarle a esto, lo mejor es comenzar a hacerlo cuando es gatito y recortar con cuidado solo las puntas de las uñas un poco, para que compruebe que no hace daño y coja confianza.

Ciertamente los persas necesitan ser cuidados y acicalados, pero gracias a su carácter dócil y apacible es una experiencia relajante y muy agradable hacerlo, y a ellos les encanta que les mimen y llenen de atenciones. Si cepillas a tu persa con suavidad y regularmente, seguro que será una experiencia muy agradable para él, ya que ellos adoran que les acaricien el lomo, la cabeza y bajo la barbilla.

Asegúrate de proporcionarle un rascador para afilar sus uñas, mejor si es alto, tipo torre o árbol para fomentar que trepe hasta él. También es importante jugar con él, al menos 20 minutos cada día, obligándole a moverse de un lado para otro mientras persigue un juguete para que queme energía. Puedes leer más sobre este tema en nuestro artículo sobre los cuidados de los gatos persa, donde entramos en más detalle.

Cuanto pueden vivir

La esperanza de vida del gato persa es de 12 a 15 años, dependiendo de su genética y cuidados recibidos. Algunos persas han sobrepasado los 19 años de vida, pero son casos raros.

Enfermedades del gato persa

Los persas tienden a padecer las siguientes dolencias:

  • Obesidad
  • Enfermedades renales, como el riñón poliquístico (PKD o poliquistic kidney desease) un mal hereditario que afecta a los gatos persa y hace que se formen quistes en los riñones, que al pasar del tiempo acaban por provocar un fallo renal. Por esto es importante realizarles chequeos veterinarios preventivos, para detectar esta posible situación a tiempo.
  • En el caso de los persas chatos, también son proclives a sufrir rinitis crónica por la forma de su nariz, lagrimeos oculares, dificultades en el parto, y problemas respiratorios a causa de su morfología braquicéfala.

Estos felinos son ideales para convivir con

A pesar de su aspecto elegante y señorial, que les da un aire altivo, el gato persa no podría ser más amoroso, tranquilo y fiel.  Adoran seguirte por la casa como un perrito, dormir contigo al calorcito de tu regazo, y ser acariciados sin parar.  Los gatos persas tienen un temperamento extremadamente dulce, dócil y amable.

gato persa blanco y negro

Por ello pueden ser el gato ideal para muchos tipos de personas, desde gente que nunca ha tenido un gato o no tiene mucha experiencia con ellos, familias con niños,  gente con o sin jardín, personas mayores, e incluso personas que ya tengan otras mascotas en casa. El único cuidado especial que requieren es el cepillado diario de su vaporoso pelaje.

¿De dónde provienen? Un poco de historia

Los orígenes del Persa se pierden en el tiempo, y no es fácil rastrear exactamente desde cuando existen. Los gatos comunes (europeos de pelo corto) proceden de gatos africanos, pero no tenemos conocimiento de que existiesen gatos africanos de pelo largo. Así que estos gatos fueron importados de otro lugar, Asia Menor.

Aunque existían desde mucho antes, los europeos descubrieron esta raza  en 1620, cuando el viajero Pietro della Valle los trajo de Persia y los introdujo en Italia.

reina victoria amante gatos persa
La reina Victoria, amante de los gatos persa

A partir de ahí su expansión fue rápida, pasando a Francia y Gran Bretaña, donde se hizo muy popular ya que muchos monarcas y aristócratas se encapricharon rápido de los gatos persas.

Gato de raza persa color azul
Gato Persa color AZUL

En el siglo diecinueve los gatos persa entraron en auge, junto con los blancos gatos de Angora, ya que la aristocracia los había convertido en su raza favorita. (De hecho los ingleses llaman a esta raza acostumbrada a saltar de regazo en regazo «lagartija de salón»). Como ejemplo cabe señalar que la reina Victoria de Inglaterra tuvo dos gatos persas azules, ya que era una amante de estos gatos. Esto hizo que todo el mundo quisiera imitarla, y la popularidad de los persas creció en Inglaterra como la espuma durante el diecinueve.

Precio del gato persa

El precio del gato persa está entre los 300 y los 700 euros. Pero ten en cuenta que varía según el país en el que te encuentres, la línea genética del gato, su belleza, las pruebas de salud y vacunas que lleve, y la reputación de su criador.

A menudo puedes encontrar gatos persa en adopción, o mestizos de estos en los albergues de animales. En caso de querer comprar un gato persa, acude siempre a un criador dedicado a la raza, y nunca adquieras animales en tiendas de mascotas.

Te puede interesar:

Videos de gatos persa

Si quieres deleitarte con un persa en acción, mira este hermoso video de un gatito persa que levanta las manos para jugar con su dueña. Es un persa cara de muñeca.

Y tu, ¿tienes o has tenido algún persa? ¡Comparte tu experiencia con nosotros más abajo, en los comentarios! 😉