Saltar al contenido

GATO AGRESIVO con NIÑOS

Publicado el , actualizado el
mi gato agresivo con niños

Si tienes un gato agresivo con los niños, lo primero que debes saber es por qué se comporta así, para poder buscarle una solución.

Por qué mi gato es agresivo con los niños 

Decimos que un gato es agresivo cuando exhibe normalmente conductas amenazantes hacia los niños u otros miembros del hogar. El comportamiento de un gato agresivo tiene varias fases, puede ir desde un bufido hasta arañazos, un ataque directo con sus garras o con sus dientes.

Cuando un gato es agresivo, no lo es por una única causa. Normalmente se acumulan varios factores, los más básicos serían:

  • En los gatos agresivos puede haber un componente genético. Hay gatos menos acostumbrados a convivir con humanos, y eso se transmite en los genes. Por ejemplo un gato montés, o un gato savvannah normalmente será más agresivo que un tranquilo gato persa.
  • Después hay un componente ambiental. Si un gato se ha criado en casa, con cariño, no ha sido maltratado ni se le grita ni asusta, será un gato tranquilo, relajado y no agresivo.
  • Un gato enfermo puede volverse más agresivo. Si un gato se siente muy débil o enfermo, sufre dolor crónico o un fuerte malestar también puede volverse más agresivo e irascible, debido al sufrimiento que está padeciendo.

Ahora vayamos a lo concreto. Además de los 3 motivos anteriores, por que un gato es agresivo con niños.

Según mi experiencia, muchos gatos (o perros) aparentemente agresivos con los niños, en realidad son gatos asustados y muy tensos, que no se sienten seguros en manos de un niño (bien sea porque el niño no tiene cuidado al jugar y les hace daño, bien sea porque les asusta con gritos y ruidos fuertes, etc).

Mira esta imagen para comprender algo:

gato agresivo con niños

Hay gente que ante esa imagen puede pensar «oh, un gato agresivo con los niños«. Pero la realidad no es esa.

Siendo justos, en la imagen anterior, el niño fue agresivo y el gato fue defensivo.

En general los gatos no son animales agresivos, y en caso de conflicto, como son pequeños y son conscientes de su tamaño, normalmente los gatos prefieren huir, antes que atacar.

Hay que tener algo claro. Los ataques o la agresividad nacen para defenderse en una situación de miedo, de peligro. Entonces, en general, para que un gato no sea agresivo, 

  • Debemos hacerle sentir seguro y tranquilo (no amenazado ni asustado)
  • No debemos atacarle primero, porque él también podría responder con violencia

Como evitar que mi gato arañe a los niños

Para evitar que nuestro gato arañe a los niños, el primer paso no tiene que ver con el gato, sino con el niño! Para proteger a nuestros hijos y otros niños, debemos educarlos en el respeto hacia el gato.

Hay que hacerle entender al niño que:

  • Los gatos aman los movimientos suaves y las voces pausadas.
  • Y al contrario, los movimientos bruscos y los gritos los asustan y los ponen tensos y a la defensiva. Un gato tenso es más propenso a pasar a una posición agresiva.
  • Que todo acto que haga el niño tiene una consecuencia, es decir,
  • Que si tu atacas a un gato, éste te puede devolver el ataque (y no sería su culpa, él gato sería ahi defensivo y el niño agresivo).

> Descubre por qué tu gato no come y cómo solucionarlo.

Para evitar la agresividad del gato hacia los niños, ofrece la posibilidad de alejarse y estar fuera su alcance!

Hemos dicho que los gatos prefieren huir que pelear. Así que una parte de la solución también viene por ahi.

Una gran idea para evitar conflictos entre gatos y niños, es que el gato tenga la opción de escapar del niño cuando éste se ponga pesado. Es decir, proporcionar al gato un lugar «seguro» donde pueda estar sólo si se agobia.

Lo ideal sería un lugar alto, desde donde pueda observar pero no sea alcanzado. Por ejemplo, un árbol-rascador o torre para gatos o una estantería alta donde él pueda subirse. Esto da mucha seguridad a los gatos, y así prevenimos que se llegue a un punto crítico donde el comportamiento agresivo aparezca.

Como evitar la agresividad en gatos.