Saltar al contenido

GATITOS Fotos, Información y Cuidados básicos

Publicado el , actualizado el
Ventajas de tener dos gatos

Si os veis en la tesitura de tener que cuidar un gatito huérfano, atento a este artículo: Como cuidar gatitos recien nacidos que no tienen madre (o gatito de una o dos semanas). Las gatas son unas madrazas y es muy difícil igualar su dedicación, pero intentaremos imitarlas en la medida de nuestras posibilidades. Os vamos a dar …las gracias en nombre del gatito y algunos consejos para que todo vaya bien 😉

Teneis que saber que un gatito muy pequeño tendrá los ojos cerrados, hasta que tenga una semana de vida o 10 días. Y se mueve muy lento y torpe, como arrastrándose, así que tu tendrás que ser sus manos, sus pies y sus ojos.

1. NO hay que darles leche de vaca:

porque no la digieren bien y les da diarrea y se van a deshidratar por eso. Si un bebé se deshidrata, puede acabar muriéndose. Así que nada de leche de vaca.

Teneis que comprar leche especial para gatos que viene líquida o en polvo (en polvo es más barata).

Dentro de la leche en polvo hay marcas que vienen en sobres individuales y es más cara, y otra de la marca «San Dimas» por ejemplo, que es un bote más grande y sale por unos 6 euros todo el bote. Os digo esta marca porque la utilicé yo para sacar adelante 6 enanos que tuve en acogida y no me podía gastar tanto dinero en los sobres individuales. – Me sobrevivieron todos por cierto 😉  Este bote te dura para unos cuantos días o incluso más de una semana mientras el gatito es muy pequeño. Esta leche en polvo se mezcla con agua templada (no fría pero tampoco que queme!). En el propio bote explican las dosis que teneis que darle según las edades del gatito.

Tendreis que comprar un biberón pequeñito para gatos, en las tiendas de mascotas. Los de bebé humano no sirven porque la tetina es demasiado grande para la boca de un gatito y no le cabe. Si tu gatito toma bien el bibe, ya tienes mucho ganado.

A veces si el gatito está muy debilitado no quiere comer, y se le puede dar la leche en la boca con una jeringa muy pequeña de las que venden en la farmacia (sin aguja claro!). Esto tendrías que hacerlo muy despacito, con muy poca cantidad de leche cada vez, o pide ayuda a alguien con experiencia.

¿Cada cuanto mama un gatito pequeño?

  • Durante la primera semana de vida del gatito, mama cada dos horas, cantidades pequeñas de leche.
  • De 2 a 3 semanas: cada 3 ó 4 horas.
  • Con 4 semanas: el gatito ya es mucho más fuerte y ya puedes alimentarlo cada 6 horas.

¿Cuando se destetan los gatitos?
Normalmente hacia los dos meses de edad.

2. Tienes que mantener al gatito muy calentito.

Durante las primeras dos semanas (hasta que tenga 14 días) los gatitos ni siquiera son capaces de autoregular su temperatura corporal. Daos cuenta que son muy pequeñitos y se enfrían fácilmente. Cuando están con su madre y sus hermanos están siempre acurrucados entre ellos como un ovillo, buscando calor, así que si el gatito que estás cuidando no tiene mamá, tu tienes que preocuparte de darle calor. Por cierto que durante las dos primeras semanas de vida ni siquiera pueden temblar aunque tengan frío, así que además de sus manos y ojos, eres responsable de su calor corporal!

Para ello ponlo dentro de una cunita de gatos, o una caja de cartón (una caja de zapatos te sirve si es muy pequeñito) y mete dentro trapos y mantas calentitos (en las tiendas de «los chinos» venden mantas para mascotas por dos o tres euros y son muy calentitas). Tapalo (pero no te pases y lo ahogues, deja que pueda respirar). Una idea muy muy recomendable es ponerle una bolsa de agua caliente dentro de su cajita para que se acurruque y tome calor de ahi. La bolsa la tendrás que cambiar al cabo de unas horas (voler a rellenar con agua caliente), porque no duran calentitas todo el día.

Si usas una de estas bolsas de agua caliente, después de llenarla de agua, la tienes que envolver en una mantita o un trapo para que no le queme al gatito. Es mejor que la coloques en un lado de la caja o cuna, (no en el centro), así si el gatito tiene demasiado calor se podrá arrastrar un  poco más lejos de la botella. Los gatitos recien nacidos son muy frágiles y podrían morir por exceso de calor.

La temperatura adecuada de la cuna durante las dos o tres primeras semanas está a unos 30º C (30 grados centrígrados). Conforme crece el gatito se debe rebajar la temperatura del nido hasta los 20 ó 22ºC cuando ya tenga un mes.

3. Ayúdale a que haga sus necesidades:

Las gatas lamen la tripa y la zona genital y anal de sus crías para estimular un acto reflejo en éstas y que los gatitos hagan sus necesidades. Como tu gatito no tiene madre, esto lo tienes que hacer tú, así que tienes que lamer el culito de tu gato (no, es broma! .. ¿te imaginas??). Tienes que usar un algodoncito o un kleenex un poco humedecido con agua templada (para imitar un poco la textura y hacer como si fuese la lengua de la madre). Con ese algodón le pasas por la tripita y la zona genital y verás que con el estímulo tu gatito hará pis y caca. Esto lo tienes que hacer despúes de darle de comer, es muy importante que lo hagas. A lo mejor no defeca cada vez que le pases el algodón, pero no importa.

Tienes que hacerlo con movimientos suaves y sin apretar mucho porque son muy frágiles, visualiza a una gata haciéndolo para inspirarte, e imagínate que eres su madre. 😉

¿Hasta cuando tengo que usar el algodón para estimular a mi gatito?
Hasta que tenga más o menos 3 semanas de vida.