Saltar al contenido

QUE ES UNA FABRICA DE CACHORROS O PUPPY MILL

Publicado el , actualizado el
fabrica de cachorros

Puppy mills ¿te suena esta palabra? Detrás del término fabrica de cachorros o puppy mills se esconde una realidad terrible para muchos perros y gatos. Queremos contarte sin alarmismos pero con rigor en qué consisten los llamados puppy mills o fábricas de cachorros qué son y como se puede evitar su proliferación. Abre bien los ojos, aunque lo que leas puede que no te guste mucho.

Cómo es una fábrica de cachorros o puppy mill:

Puppy mill es un término sajón que significa exactamente fabrica de cachorros o granja de cachorros (puppy mill quiere decir algo así como “procesadora de cachorros” y la idea que da es bastante gráfica).

Los puppy mills se caracerizan por la cría de perritos o gatitos en masa, sin respetar los tiempos ni el modo de actuar de un criador responsable.

Las fábricas de cachorros están más extendidas de lo que pensamos, por ejemplo sólo en Estados Unidos se estima que hay más de 10.000 fabricas de cachorros.

  • En un puppy mill los cachorros suelen vivir hacinados en jaulas sucias, juntos unos con otros en jaulas, por lo que suelen tener enfermedades. La razón es que al estar tantos perritos y en tan poco espacio, si uno se coge cualquier enfermedad, ésta se propaga rápidamente a todos los otros cachorros.
  • Además tienen poco contacto con los humanos, no salen a pasear y nadie juega con ellos. Su vida no es como la de una mascota bien cuidada, sino más bien como la de una gallina ponedora en el lineal.
  • Las mascotas que viven en las fabricas de cachorros normalmente no reciben toda la atención veterinaria ni vacunas necesarias, por el simple hecho de que los tratamientos veterinarios, como sabemos cuestan dinero. Y aqui el objetivo es producir mucho y barato, para poder vender más barato que un buen criador y así vender más cantidad y ganar más.
  • Los gatos o perros criados en puppy mills no están con sus madres el tiempo necesario y se destetan antes de la edad conveniente, hacia las 5 ó 6 semanas, en vez de 12 semanas. Así las hembras separadas de sus cachorros entren antes en celo y además los cachorros se pueden vender antes e ingresar el dinero más rápido.
  • Los cachorros de puppy mills a menudo no respetan la legislación, por ello incumplen la edad mínima para ser vendidos o transportados, y muchas veces tienen papeles sanitarios y pedigrees falsificados.
  • A veces el puppy mill o la granja de cachorros no está situado en el país de venta del cachorro, y el viaje se realiza en camión en condiciones deplorables para un cachorro, con lo cual muchos de ellos mueren en el viaje, a veces hasta la mitad de ellos.

Las madres gatas y perras que viven en un puppy mill también tienen existencias miserables, pariendo sin parar, siendo separadas de sus hijos demasiado pronto, teniendo demasiadas camadas al año y sin vivir una vida decente, ya que nadie las acaricia, ni juega con ellas ni las pasea, etc. Son perras o gatas asustadizas, desconfiadas e inseguras.

Donde se venden los cachorros criados en fabricas de cachorros:

Está claro que algo se produce porque luego se vende. ¿Y donde se venden estos cachorros de los puppy mills, criados en masa? Lo más frecuente es que:

  • Sean exportados a otro país (por ejemplo, en el caso de España suelen venir en camiones desde países del este donde hay menor control sobre las mascotas. A menudo traen a los cachorros del puppy mill con papeles falsos y pedigrees inventados. Al falsear su documentación, a menudo es difícil hacer un seguimiento real de la procedencia del cachorro.
  • Los cachorros de puppy mills a veces también se vendan en tiendas de mascotas, a veces en las típicas tiendas que tienen perritos y gatitos en vitrinas de cristal todo el día a la vista del público. – Os digo una cosa, los criadores de perros y gatos serios y responsables que crían unas pocas camadas controladas al año, no venden sus cachorros a través de tiendas. De hecho lo suelen anunciar orgullosos tal cual en sus web sites “no vendemos cachorros a tiendas”.
  • Los cachorros de puppy mills pueden venderse por internet, sobre todo en webs de clasificados sin demasiado control sobre el contenido (creo que ya sabeis a cuales me refiero). Las típicas webs donde puedes encontrar anuncios como “vendo cachorro con pedigree por 200 euros” o “cambio mi perro bóxer por una bici”.

Dicho todo esto, te dejamos un video de una fabrica de cachorros para que veas en que condiciones llegan a vivir estos pobres perros (y gatos) criados en masa:

Por que es tan terrible para los perros y gatos vivir o nacer en una fabrica de cachorros :

Para empezar porque son crueles. Los puppy mills existen porque existe el amor al dinero, antes que el amor a otras cosas. Un cachorro o gatito criado en un puppy mill tiene problemas de varios tipos:

1 Problemas físicos y de salud:

Debido a ser criados hacinados en lugares pequeños, en jaulas insalubres y amontonado unos con otros, juntos y revueltos perros sanos con perros enfermos. No es nada raro comprar un cachorro que proviene de un puppy mill y descubrir que está enfermo a los pocos días. Los cachorros de los puppy mills no reciben los cuidados veterinarios adecuados, porque los veterinarios son caros, y allí se va a lo que se va, al beneficio económico.

2. Problemas de “personalidad” o conducta:

Los perritos criados en una fabrica de cachorros muchas veces tienen problemas de carácter como ser perros o gatos muy miedosos, inseguros o agresivos. Esto es en parte porque sus madres también lo son, ellas sólo malviven ahi para parir sin parar una camada tras otra. Son perros que viven en jaulas pequeñas, no pasean, nadie juega con ellos y en definitiva no son bien tratados porque para sus dueños son “objetos y mercancías”, no amigos.

3. Problemas de socialización con los humanos:

Los cachorros de los puppy mills no han tenido suficiente contacto con los humanos. Nadie los ha llevado al parque ni ha visto la televisión junto a ellos. Es por eso que no están bien socializados con las personas, lo cual agrava el punto anterior de volverlos perros y gatos huidizos, desconfiados, inseguros y miedosos.

4. Las madres y cachorros viven existencias miserables

Vidas sin cariño ni ejercicio ni socialización, hacinamiento en jaulas, poca higiene, enfermedades, transportados a edades demasiado jóvenes en condiciones pésimas, etc.

Qué puedes hacer tu para acabar con los puppy mills o fabricas de cachorros:

Basta de cháchara… ¿Qué podemos hacer cada uno de nosotros para acabar con esta situación? La medida más primordial, es no comprar ningún cachorro en tiendas de mascotas ni en centros comerciales, así como no comprar nunca de un criadero.

Si quieres más información, lee estas sencillas y prácticas medidas en >  Como luchar contra los puppy mills? 7 medidas!