Saltar al contenido

Dieta BARF para perros NORMAS DE HIGIENE

Publicado el , actualizado el
evitar salmonella carne cruda perros

¿Dar dieta BARF o dar carne cruda a mi perro le causará enfermedades? ¿Hay alguna forma de evitar esto? Mira unas cuantas pautas que debes seguir si quieres hacer recetas BARF para perros o gatos de forma segura. Aprende a preparar dieta BARF para perros siguiendo alguna normas de higiene.

Dieta BARF para perros NORMAS DE HIGIENE para evitar salmonelosis y otros parásitos.

Muchas personas optan por la dieta BARF para perros o gatos (o ACBA para perros y gatos), que consiste en dar comida natural y cruda a sus mascotas. Numerosos dueños que se han pasado a ese tipo de alimentación han notado muchas ventajas en la dieta BARF.

No obstante, también puede haber inconvenientes. Para empezar, se deben observar algunas normas de higiene básica a la hora de preparar carne cruda o pescado crudo para nuestro perro, ya que si no, estaríamos incrementando el riesgo de que nuestros perros y gatos padezcan salmonelosis u otras enfermedades parasitarias causadas por pequeños patógenos que a veces se encuentran en alimentos crudos contaminados.

Qué enfermedades puede tener mi perro por comer carne cruda

Algunos de los patógenos más corrientes que pueden estar presentes en algunas partidas de carne cruda contaminada son:

  • Salmonelosis
  • Toxoplasmosis
  • Listeria

Cómo preparar dieta BARF para perros (Pautas de higiene para preparar carne cruda para perros)

A la hora de preparar nuestras recetas de dieta BARF para perros debemos observar estas pautas de higiene:

1. Cuando termines de manipular la carne cruda, lávate bien las manos con jabón durante al menos 20 segundos, haciendo especial hincapié en las puntas de los dedos.

2. Limpia bien las superficies donde has preparado la comida cruda o dieta BARF de tu perro con agua y jabón.

3. A continuación desinfectalas. Para ello el jabón no basta, sino que necesitas un producto desinfectante o una vaporetta (máquina eléctrica que desprende vapor a altas temperaturas y sirve para limpiar y desinfectar).

higiene dieta barf perros

4. Mete los utensilios que hayan estado en contacto con al carne cruda al lavaplatos en el programa de agua más caliente que tengas. Otra opción es lavarlos con una solución desinfectante, como por ejemplo agua mezclada con lejía.

5. Una vez preparado el plato crudo de tu elección, guarda tu receta BARF para perros en el congelador durante al menos 3 días. La congelación mata algunos parásitos que puedan estar presentes en los productos crudos. Esto mismo es lo que hacen los restaurantes que sirven pescado crudo, como los japoneses. La congelación no mata todos los patógenos, pero sí detiene su ciclo reproductivo y frena su expansión y multiplicación.

6. A la hora de descongelar la comida BARF de tu perro, hazlo en el refrigerador o nevera (no la dejes que se descongele al aire lentamente sobre una encimera o mostrador).

7. Si ves que la carne cruda que has comprado tiene mala pinta, puede que se haya roto la cadena del frío (por ejemplo si ves que echa demasiado líquido o aguilla rojiza o si tiene un color sospechoso), mejor no la uses cruda. ¡Hiérvela ante la duda!.

8. Nunca mezcles carne ya cocinada para consumo humano con carne cruda en el mismo recipiente, ni permitas que tengan contacto entre ellas. Ya que la carne cruda podría contaminar a la carne cocinada. Debes guardarlas por separado, debidamente protegidas.

9. No uses carne cruda de animales salvajes, ya que no pasan controles sanitarios y tienen muchas más probabilidades de estar contaminados por algún parásito o germen nocivo.