Saltar al contenido

COMO CUIDAR A UNA GATA EMBARAZADA

Publicado el , actualizado el
como cuidar a una gata embarazada

¿Tu gata está preñada y necesitas algunos tips y consejos para que no le falte de nada? En este post de PetDarling queremos explicarte como cuidar a una gata embarazada para que su preñez resulte tranquila y sin complicaciones.

Como cuidar a una gata embarazada

Si has planificado tener una camada de gatitos de forma responsable, la noticia del embarazo de tu gata seguro que te llenará de alegría. Si no tienes mucha experiencia, en normal que te preguntes cuales son los cuidados de una gata embarazada, o si es necesario darle una alimentación especial, o cuántas veces al día debe comer una gata embarazada. A continuación te explicamos algunos cuidados básicos para gatas embarazadas.

Tips y cuidados para una gata embarazada

Como cuidar a una gata embarazada no es algo complicado, simplemente hay que tener en cuenta algunos conceptos. Para empezar debes saber que hay gatitas muy tranquilas y relajadas, en las que apenas notarás que están preñadas, (salvo porque su barriga ira creciendo). Estas gatas se muestran felices, mimosas y juguetonas, como de costumbre, durante todo su embarazo. En cambio, igual que le pasa a los humanos, las gatas tienen cambios hormonales que pueden cambiarles un poco el ánimo, así que si tu gatita es más «especial» podría volverse un poco más susceptible o agresiva hacia otras mascotas de la casa (otros gatos o un perro).

En ese caso tendrás que ser paciente con ella, y asegurarte de que está tranquila, y si hace falta, habilitar una zona de la casa para que ella pueda estar sin que la molesten otras mascotas.

También puede interesarte: Como saber si mi gata está embarazada.

Otro punto a tener en mente si tenemos una gata embarazada en casa, es que tenemos que estar siempre atentos a su salud, y asegurarnos de que no encontramos síntomas extraños que puedan alertarnos de que algo vaya mal en la salud de la gata o sus futuros gatitos. ¿Qué tipo de síntomas deberían alertarnos? Algunos de los síntomas de alarma que deben hacerte acudir al veterinario sin tardanza son:

  • Si notas que tu gata tiene fiebre,
  • Si deja de comer repentinamente (o de beber agua)
  • Si la ves demasiado aletargada, inactiva y cansada
  • Si tu gata arroja un flujo verdoso, amarillento o maloliente por su zona genital

cuidados para una gata embarazada

El tiempo de gestación de una gata está en torno a los dos meses, y durante este período será muy importante su alimentación, que debe ser rica, equilibrada y no excesiva desde el inicio, sino que deberás ir aumentando paulatinamente la cantidad de comida de tu gata, conforme avance su embarazo.

Conforme avanza la preñez de tu gata y su pancita crece, ofrecerle raciones más pequeñas de comida, pero más a menudo, ya que mientras sus gatitos van creciendo en su útero, ella va a ir teniendo menos espacio para su estómago. Por este motivo es bueno dividir sus comidas en el día, en 3 ó hasta 4 tomas diferentes.»

También puede interesarte: Como hacer comida casera para gatos.

Es recomendable durante el embarazo de tu gata acudir al veterinario, aunque todo esté bien, simplemente para hacerle un reconocimiento, e incluso para poder averiguar cuántos gatitos trae tu gata. Así el día del parto no habrá sorpresas, y sabrás si han nacido todos, o aún falta alguno por nacer. Sigue las instrucciones que te de tu veterinario, quien tal vez considere oportuno, según el estado de salud de tu gata, ofrecerle algún tipo de suplemento alimenticio que aporte vitaminas o calcio.

La comodidad para tu gatita tiene que ser prioridad, ella debe poder relajarse y dormir en lugares acolchados y tranquilos. Si notas que algún perro o gato que conviva con ella en casa la está molestando, simplemente mantenlos en habitaciones o zonas separadas para que la gata no se estrese. El estrés no es nada recomendable para una gata que está preñada, ya que puede traerle varias complicaciones que no queremos que ocurran.

También puede interesarte: Como saber cuando una gata va a parir (9 signos).

Cuando el momento del parto se acerque, verás que tu gata tiene un comportamiento de anidación, es decir, buscará un sitio resguardado y seguro donde dar a luz a sus crías. Si tu no la ayudas, ese sitio podría ser el suelo debajo de tu cama, o un armario, lugares fríos, o poco adecuados para los gatitos y difíciles de controlar y de limpiar por nuestra parte. Así que adelántate y cuando se acerque la hora del alumbramiento constrúyele una caja de cartón con mantitas donde ella pueda dar a luz, y sus gatitos puedan comenzar sus primeros días de vida.

Y por supuesto, no dejes de jugar con ella durante todo el proceso, porque ella no está enferma, y si no hay complicaciones, su vida continuará con bastante normalidad.

¿Te ha sido útil este post sobre como cuidar a una gata embarazada? Comparte tu experiencia sobre este tema con nosotros, más abajo en los comentarios! 🙂