Saltar al contenido

CARBÓN ACTIVADO PARA PERROS ENVENENADOS

Publicado el , actualizado el
Carbón activado de uso veterinario

Qué es el carbón activado:

El carbón activado es un producto que aún es poco conocido, pero resulta muy útil ya que tiene múltiples aplicaciones (se utiliza en medicina, veterinaria, filtrado de agua o extracción de metales, por ejemplo). Se trata de un producto con muchos microporos y es a través de ellos que el carbón activado es capaz de absorber substancias químicas.

Para qué sirve el carbón activado:

Entonces, con esas propiedades ¿para qué sirve en veterinaria? El carbón activado de uso veterinario se utilza para tratar intoxicaciones y envenenamientos por haber ingerido algunos tipos de sustancias que resultan nocivas o peligrosas para perros y gatos.

Es decir, permite tratar intoxicaciones por haber ingerido algún alimento o sustancia tóxica en perros, gatos y otros animales. Un ejemplo de su aplicación sería  tratar un perro que se ha intoxicado por ingerir chocolate, o bien ha ingerido estupefacientes como marihuana o hachis o fármacos.

Cómo funciona el carbón activado en perros y gatos:

Carbón activado de uso veterinario
Carbón activado

El tóxico se adhiere a la superficie del carbón activado, y así este limpia el estómago e intestino de las sustancias perjudiciales ingeridas. Es decir, el propio carbón se une al tóxico e impide que el cuerpo lo absorba.

Dónde conseguir carbón activado:

El carbón activado puede conseguirse en farmacias para humanos y también en veterinarios. Lo ideal para usarlo con perros sería en polvo y diluido en agua.

Cómo se emplea y dosificación del carbón activado:

Lo ideal es administrarlo rápidamente, en cuanto nos demos cuenta de que se ha producido la intoxicación. El carbón activado es más eficaz si lo utilizamos hasta una hora después de la ingesta del tóxico, cuanto antes, mejor.   En animales pequeños como perros y gatos se recomienda

Suministrar de 1 a 5 gramos de carbón activado por kilo de peso del animal, diluido en un poco de agua. Se pueden repetir las dosis cada 2 a 4 horas.

Este producto es más seguro que la inducción del vómito, y por tanto es más recomendable. Se trata de un producto económico y al alcance de nuestra mano, ya que se vende en farmacias humanas, y podemos utilizarlo para ayudar a nuestras mascotas en caso de necesidad.

Cuando NO utilizar carbón activado en las mascotas:

Como dijimos puede usarse para una intoxicación por ingesta de chocolate, pero no en todos los casos de intoxicación. Si el envenenamiento es por ácido o derivados del petróleo, el carbón no está indicado y puede empeorar la situación. Tampoco debe administrarse si el perro está inconsciente o está vomitando, porque podrían obstruirse sus vías respiratorias y ser fatal.

No obstante, usa el sentido común, utiliza este artículo sólo como una guía informativa, y si tienes dudas, consideras que el caso lo requiere o es lo suficientemente grave, acude a tu veterinario o  llámale por teléfono y pide su consejo. Esperamos haberte sido de ayuda!