Saltar al contenido

DIFERENCIAS entre Bulldog francés y Boston terrier ¡aprende a distinguirlos!

Publicado el , actualizado el
bulldog frances y boston terrier

Mucha gente los confunde, e incluso algunos piensan que son la misma raza. Así que ¿sabrías decir cuál es la diferencia entre el Bulldog francés y Boston terrier? Podrás saber cual es cual por su tamaño, la forma de sus orejas y sus patas. ¡Sigue leyendo!

Diferencias entre Bulldog francés y Boston terrier

El Bulldog francés y el Boston terrier son dos razas de perros diferenciadas y reconocidas por separado por los clubes caninos como la F.C.I. Estas son las diferencias entre ambos y los rasgos que las distinguen:

  • Altura: La altura a la cruz del Boston terrier es de 38 a 42 cm., mientras que el Bulldog francés mide alrededor de 30 cm. Esto hace que el Boston terrier sea más alto, con una alzada que supera en 10 centímetros a la del Bulldog.
  • Peso: El Boston es algo más ligero que el Bulldog francés, ya que pesa entre 6,8 y 11 kilos, mientras que el Bulldog francés pesa de 8 a 14 kilos.
  • Longitud de las patas: el Boston terrier tiene las patas mucho más largas que las del Bulldog francés. Esto hace que el Boston sea un perro más alto, más atlético, dinámico y con más facilidad para moverse, correr y saltar que el Bulldog.
  • Forma del cuerpo: el cuerpo del Bulldog francés resulta más compacto, robusto, fornido y ancho. Mientras que el del Boston terrier es más estilizado, más delgado y esbelto, y más alto.
  • Forma de las orejas: las orejas del Bulldog francés tienen la punta en forma redondeada, en cambio las del Boston terrier tienen la punta en pico.

Con toda esta información ¿a qué raza crees que pertenece la primera imagen de este artículo? Se trata de un cachorro de Boston terrier. Compáralo con la siguiente, en la que te mostramos un cachorro de Bulldog francés.

bulldog francés y boston terrier

Verás que en este caso, el Bulldog francés tiene las orejas algo más anchas y mucho más redondeadas que el Boston terrier. Aunque ciertamente ambas razas se parecen, e incluso los colores y patrones de su pelaje pueden ser muy similares.

Su carácter es parecido, ambas razas son simpáticas y sociables, hacen amistad con nuevas personas con facilidad, y se llevan muy bien con los niños de la casa. Son muy cariñosos con sus dueños y están muy pendientes de todos sus movimientos. Les encanta pasar tiempo recibiendo caricias y atenciones, lo que les convierte en excelentes perros de compañía.

También son similares en tamaño, ya que ambas se encuadran en la talla pequeña. Puedes conocer muchas otras razas de perros pequeños haciendo clic en el link anterior.

Cómo es el Bulldog francés

De los dos perros que estamos tratando, el Bulldog francés es un poco anterior en el tiempo. Su cría se remonta a principios del siglo diecinueve, en Francia. Surgió de cruces entre perros bulldog ingleses con perros locales que acompañaban a ganaderos, obreros y artesanos de clase popular.

Haz clic en el siguiente link, para conocer todo sobre el la raza Bulldog francés.

En seguida conquistó el corazón de muchos trabajadores parisinos, y era frecuente verlo entre los dueños de carnicerías y cafés de la capital francesa en el siglo diecinueve. Gracias a su peculiar aspecto y a su arrolladora personalidad, esta raza que comenzó de la mano de las clases trabajadoras llamó la atención de personajes del mundo artístico y clases adineradas, e incluso se exportó a otros países. Así poco a poco se fue extendiendo y llegó a convertirse en una de las razas más populares que tenemos hoy en día, a nivel mundial.

Cómo es el Boston terrier

El Boston terrier se parece tanto al Bulldog francés por una buena razón y es que esta raza surgió precisamente de cruces entre Bulldogs y diversos perros terrier llevados a Estados Unidos desde Inglaterra.

Diferencia entre boston terrier y bulldog inglés

Puedes leer aquí todo sobre la raza Boston terrier, en la ficha completa de la raza.

A finales del siglo diecinueve, estos perros que surgieron como mestizos inicialmente, se registran como raza oficial. Y a partir de ahí su popularidad se disparó. En tan solo un par de décadas, hacia 1915, ya eran una de las razas más populares de Estados Unidos.

Tanto los Boston como los Bulldog francés son perros braquicéfalos. Esto significa que poseen cráneos cortos y hocicos achatados, lo cual les acarrea algunas consecuencias físicas. Por ejemplo, ambas razas tienden a roncar, babear, y algunos ejemplares pueden tener problemas respiratorios que requieren tratamiento veterinario.

En ambas razas se debe tener especial cuidado con los golpes de calor, y no permitir que corran o hagan ejercicio durante las horas más calurosas del verano, ya que podría provocarles pérdida de conocimiento, o incluso la muerte en algunos casos muy graves. Deben recibir paseos diarios, uno de ellos al menos de 35 minutos para mantenerse en forma, pero hay que tener cuidado de no llevarlos al extremo, especialmente en el caso de lo Bulldog franceses.