Saltar al contenido

BOLAS DE PELO EN GATOS Síntomas, Remedios Naturales y prevención

Publicado el , actualizado el
bolas de pelo gatos

Seguro que has visto un perrito super mono y has pensado ¡ohh que bolita de pelo! Pues olvídalo, no es de esas bolas de pelo de las que vamos a hablar hoy, sino de otras un poco más desagradables y peligrosas; el problema de los gatos con bolas de pelo en su sistema digestivo. «Mi gato vomita pelos ¿qué le pasa?» Cuando los gatos se lamen cada día, están ingiriendo pelo constantemente. Normalmente lo eliminan ellos solos, pero a veces no pueden y sufren. Las bolas de pelo en gatos pueden llegar a suponer un verdadero problema de salud para los mininos. Conoce los síntomas de bolas de pelo en gatos, su prevención y remedios naturales contra las bolas de pelo que sí funcionan!

¿Qué son las bolas de pelo en gatos ?

Una de las cosas que más les gusta a los gatos es acicalarse, es decir, lamer su pelo para mantenerlo limpio y en buen estado de salud e higiene. Cada vez que el gato se acicala con la lengua, naturalmente, traga pelo. Ese pelo normalmente se evacua con las heces, pero a veces, ocurre algún «problema» y el gato no es capaz de eliminar el pelo de su sistema digestivo él solo, y el pelo se acumula dentro del estómago formando «bolas de pelo«.

Esto puede afectar a cualquier gato, pero sobre todo en razas de pelo largo como los gatos persas. El problema de las bolas de pelo puede tener consecuencias graves, e incluso si se le acumulan demasiadas en su estómago, y el gato es incapaz de expulsarlas, puedes acabar con tu gato en el veterinario para practicarle una cirujía.

¿Como puedo evitar esta peligrosa situación? Para mantener la buena salud, la prevención es lo mejor y más efectivo.

Bolas de pelo en gatos sintomas

¿Cómo se que mi gato tiene un problema con las bolas de pelo? En realidad no es fácil saber si tu gato tiene algún problema con la eliminación del pelo que esté haciéndo que se le acumulen las famosas bolas. Los gatos ocultan muy bien cuando están enfermos, así que hay que ser observador.  Cuando todo va bien, como dijimos antes el gato elimina el pelo por las heces, pero cuando algo no va bien, puede ser que tu gato vomite bolas de pelo.

En ese caso encontrarás en el suelo de tu casa una especie de montoncito asqueroso de pelo mojado que tendrás que limpiar. Los gatos normalmente no vomitan (digo esto a diferencia de los perros que en comparación lo hacen más frecuentemente. En el sentido de que normalmente cuando un gato vomita, es más probable que detrás haya un problema serio). Si tu gato vomita muy de vez en cuando, no pasa nada, pero vomitar bolas de pelo cada semana no es normal.

Otros síntomas de bolas de pelo en gatos, que puede indicar que exista un problema pueden ser:

  • naúseas,
  • que tu gato tenga el abdómen hinchado,
  • que notes que se comporta raro o está apático,
  • estreñimiento

Obviamente todos estos síntomas pueden deberse a bolas de pelo o a otras causas. Usa el sentido común, si sospechas que tu gato no está bien, si piensas que el caso lo requiere, acude a tu veterinario sin tardanza, y pídele que realice un chequeo general de salud a tu gato.

¿A qué se debe el problema con la expulsión de las bolas de pelo?

Tradicionalmente se ha tratado como «normal» que los gatos expulsen bolas de pelo. No obstante, cada vez surge con más fuerza la idea de que vomitar pelo no es tan normal. Es decir, que un gato sano no debería tener problemas con las bolas de pelo.

La teoría que más fuerza va cobrando últimamente es que las bolas de pelo son síntoma de que el sistema digestivo del gato no está funcionando bien, en concreto que hay algún problema en sus intestinos. Si el intestino no se mueve como debería, no es capaz de eliminar todos los materiales de deshecho de manera adecuada, y por eso el pelo se va quedando dentro sin ser expulsado. ¿Y esto de las bolas de pelo por que pasa tanto hoy en día?

Se cree que puede guardar relación con los alimentos que damos hoy en día a nuestras mascotas, es decir, pienso seco que a menudo lleva gran porcentaje de cereales en su composición. Los gatos son cien por cien carnívoros, a diferencia de los perros, que podrían considerarse carnívoros «más relajados».

Al alimentar a nuestros gatos únicamente con piensos que les aportan grano en alta proporción, es decir, un nutriente que el intestino del gato no está diseñado para absorber, y al llevar añadidos ingredientes astringentes como el arroz, el tracto intestinal de algunos mininos se resiente, se vuelve rígido, y puede llegar a desarrollar la llamada enfermedad inflamatoria intestinal. 

bolas de pelo en gatos

Eliminar bolas de pelo de gatos con remedios caseros

Entonces, ¿qué se puede hacer en caso de que detectemos que nuestro gato tiene dificultades para expulsar las bolas de pelo? Te proponemos algunos consejos que te ayudarán a prevenir que tu gato sufra por no poder expulsar las bolas de pelo que traga:

1. Dieta sana: obviamente, si hemos dicho que el problema puede venir por una dieta demasiado rica en hidratos y en cereales, deberíamos ofrecer a nuestro gato una dieta más equilibrada. Puedes combinar un pienso que lleve cereales con otros tipos de alimento, ricos en proteínas. O puedes utilizar un pienso seco «sin cereales». Puedes alternar pienso con comida en lata de buena calidad alta en proteínas, o alternar el pienso de tu gato con comida natural casera que le prepares tú (pollo, pavo, huevo, pescado o hígado hervidos por ejemplo). Puedes visitar nuestra sección de «recetas», en la parte superior de esa web, y ver unas cuantas ideas de recetas para gatos que te ayudarán a dar variedad a su alimentación. ¿Quieres un ejemplo? Mira como hacer comida casera para gatos paso a paso.

2. Cepillado diario: Si tu gato tiene problemas para expulsar el pelo que se traga, cuanto más pelo muerto logres atrapar con el cepillo, menos pelo se podrá tragar, lógico. Cepillar a tu gato no cuesta nada, en un minuto están listos, y es una actividad de gran importancia. Te animamos a que lo hagas tan a menudo como puedas, mejor si es a diario, especialmente en las razas de pelo largo como el gato persa.

El cepillado siempre es importante, pero más aún en los meses en que el gato está mudando de pelo (para un gato callejero son los meses de más luz, desde el inicio de la primavera hasta el verano). Piensa que cada pelo que retire con el cepillo es un pelo menos que tu gatito se pueda tragar.

3. Dale probióticos: los probióticos ayudan a mantener la flora intestinal de tu gato en forma. Puedes comprarlos en tiendas de mascotas, y dárselos a tu gato oralmente, como suplemento alimenticio.

4. Planta hierba para gatos en casa: puedes plantar trigo, cebada o hierba para gatos, y dejar que tu gato mordisquee estas plantas. Eso le ayudará a regular su sistema digestivo de manera natural.

Bolas de pelo de gatos eliminarlas con vaselina

Vamos a conocer otro remedio contra las bolas de pelo, que no es natural pero sí es muy útil en casos de emergencia. Este remedio actúa rápido, y hará que tu gato expulse las bolas de pelo en sus heces, unas horas tras su ingesta, pero no se debe utilizar de manera diaria. Se trata de eliminar bolas de pelo con vaselina.

Para que tu gato expulse sus bolas de pelo con vaselina, solo necesitarás vaselina neutra transparente (sin perfumes ni colorantes). Instrucciones:

1. Toma media cucharadita de postre, y llénala con vaselina transparente.

2. Mézclala con un poco de comida en lata para gatos o con paté si no tienes comida para gatos a mano. Con usar solo un poco, es suficiente. La idea es que al mezclarlo, el gato no note el sabor y se tome la vaselina sin problemas.

3. Dásealo a comer a tu gato.

4. Si no se lo come, unta la vaselina en su pata bien extendida para que la chupe. Es importante extenderla  porque antes de lamerse, los gatos siempre sacuden la pata y si has dejado el producto como en un pegote, saldrá disparado hacia la pared y el suelo y tu gato no se tomará la dosis suficiente.

Es recomendable que repitas este proceso durante dos o tres dias, para asegurarte de que tu gato excreta las bolas de pelo en sus heces.

Por supuesto, estos trucos caseros funcionan para gatos que están sanos. Si tu gato lleva ya demasiado tiempo con bolas de pelo atoradas en su tracto digestivo, tal vez notes síntomas de enfermedad como que tu gato está aletargado, no tiene mucho apetito, no quiere jugar, tiene fiebre, sus heces no son como antes, tu gato tose o tiene arcadas, etc.

En todos estos casos, no trates de hacer los remedios caseros que hemos propuesto, porque serán insuficientes. Si has dejado pasar el tiempo, y el gato ya está mal, no trates de arreglarlo tu solo ni ignores más el problema, acude inmediatamente a tu veterinario para que él te ofrezca un diagnóstico sobre el estado de salud de tu gato, y lo trate en su consulta, si lo considera conveniente.