Saltar al contenido

AJENJO PLANTA PROPIEDADES Y COMO UTILIZARLO

Publicado el , actualizado el
ajenjo

¿Qué es el ajenjo? ¿Para que sirve el ajenjo? Descubramos en el post de hoy esta planta medicinal, conocida desde tiempos antiguos, tanto en Europa como en Asia, por las muchas propiedades que tiene para la salud humana.

Ajenjo o Artemisa:

Ajenjo nombre cientifico Artemisia absinthium, de la familia asteraceae. 

Que es el ajenjo. La planta de ajenjo, también llamada artemisa, hierba santa, asensio, artemisia amarga o hierba de fuego es una planta medicinal, conocida y utilizada en Europa y Asia, por sus múltiples beneficios para la salud, desde hace milenios.

El término abstinthium de su nombre significa en griego “sin dulzor”, el alusión a su fuerte sabor amargo.

La hierba santa una planta leñosa, de tipo arbusot, de tallo recto y de hoja perenne. Su altura no sobrepasa el metro con veinte centímetros. Las hojas del ajenjo son de color verde oscuro por el anverso, y de tonalidad plateada por el reverso, y están cubiertas de pequeños pelitos. La flor del ajenjo es amarillenta, reunidas en cabezas. La floración ocurre durante el verano, desde el inicio, hasta el otoño.

¿Como se reproduce esta planta? De dos maneras, a través de sus semillas, o bien por esquejes.

Donde crece la planta ajenjo:

La artemisa crece naturalmente en Europa, en Marruecos y en zonas de Asia. Esta planta puede encontrarse en veredas y caminos, y prefiere lugares soleados.

Su cultivo no presenta grandes dificultades, por tanto, hoy en día se puede encontrar prácticamente en cualquier lugar del mundo.

Imagenes de ajenjo

ajenjo planta

para que sirve el ajenjo

Ajenjo propiedades

Para que sirve el ajenjo como planta medicinal. Las propiedades del ajenjo son múltiples, y ya se conocían en la antigua Grecia, antigua Roma, medicina árabe tradicional, y medicina china tradicional. Un ejemplo de ello, es que la artemisa seca se ha empleado y se sigue empleando hoy en día para preparar los cigarros utilizados en la moxibustión, una técnica de la acupuntura tradicional china.

No obstante, esta es una planta fuerte, y si se ingiere, debe emplearse en las dosis justa y por periodos de tiempo limitados. Cantidades demasiado pequeñas no harán efecto, y cantidades demasiado elevadas son perjudiciales. En caso de sobredosis, la tuyona presente en la planta es tóxica para el cerebro y para el hígado. También provoca espasmos musculares.

Por estos motivos no es tan fácil recomendar dósis de artemisa de manera genérica (sobre todo cuando hablamos del aceite de artemisa), sino que lo ideal es acudir a un médico o veterinario holístico, quien podrá ayudarte en tu caso concreto, y recetarte a tí o a tus mascotas la dosis más adecuada, teniendo en cuenta vuestro historial y estado de salud actual.

Ajenjo para que sirve

Las aplicaciones de la hierba santa son numerosas, y se refieren a ámbitos muy diversos. Entre los beneficios del ajenjo encontramos distintos usos:

  • Ajenjo tónico estomacal:  Una de las propiedades más conocidas del ajenjo, es la de calmar el estómago. Al igual que otras plantas medicinales de sabor amargo, tonifica el estómago y alivia a las personas que sufren digestiones lentas o digestiones pesadas.
  • Ajenjo estimula el apetito de las personas con pocas ganas de comer. También se emplea en gatos y perros con anorexia inespecífica (falta de apetito, de causa desconocida).
  • Ajenjo regula la menstruación de las mujeres. El ajenjo provoca movimientos del útero y ayuda a regular los ciclos de reglas irregulares.
  • Ajenjo en moxibustión se utiliza en el tratamiento de dolores articulares y dolores óseos provocados por la artritis.
  • Artemisa contra el cáncer: se están iniciando estudios recientemente que apuntan en la dirección de que la hierba santa puede ser efectiva en el tratamiento de ciertos cánceres, ayudando a destruir las células tumorales, sin afectar a las células sanas.
  • Artemisa para la piel: usada como loción externa ayuda a curar infestaciones por hongos y tiene propiedades antisépticas en humanos y animales.
  • Hierba santa para mejorar el sistema inmune: este ha sido otro de sus usos tradicionales, como tónico vigorizante que estimula el sistema inmunitario.
  • Artemisa contra las polillas y otros insectos. Esta planta desprende un olor desagradable para muchos insectos y pestes. Antiguamente, por ejemplo, se utilizaban ramas de hierba santa en los armarios y entre la ropa, para mantener alejadas a las polillas.
  • Ajenjo antiparasitario natural

ajenjo imagenes

Ajenjo planta medicinal de fuertes efectos:

Debemos ser conscientes de que esta planta es fuerte, y por eso debe consumirse con cuidado. La artemisa contiene una substancia amarillenta llamada abstintia. De hecho, la fuerte bebida alcohólica absenta se prepara con ajenjo. La artemisa tiene sabor amargo, ya que contiene un principio activo, de tono verdoso-azulado, llamado tuyona. La tuyona es un aceite esencial soluble en alcohol, no en agua. La hierba santa contiene otras substancias activas como los taninos, flavonoides, el sílice y la inulina.

La artemisa se puede emplear seca y en tisana (té), en polvo, y en aceite. El aceite esencial de ajenjo contiene los principios activos concentrados, es muy venenoso si se toma en dosis excesivas o inadecuadas, por ello, es importante utilizar la dosis justa. Por su potencia, es importante no dar el aceite de artemisa a perros o gatos, a menos que un veterinario holístico, así lo recomiende.

En dósis demasiado elevadas, los principios activos de esta planta son neurotóxicos y alucinógenos. Debido a estos efectos, esta planta medicinal no debe utilizarse por periodos de tiempo prolongados.

No utilices artemisa en humanos por periodos superiores a 3 semanas, y no la utilices en tus animales por periodos superiores a 3 días, a menos que un profesional te lo recomiende. 

La artemisa en cantidades inadecuadas puede provocar convulsiones nerviosas, por ello las personas epilépticas no deben tomarla. Esta hierba tampoco está indicada para personas o animales con problemas de hígado o problemas de riñones.

Como hacer te de ajenjo (bebida de artemisa seca en infusión):

Para que sirve el te de ajenjo: este té puede tomarse por vía oral, en personas adultas sin problemas de riñón ni de hígado, en dósis de dos a tres tazas diarias, durante pocos días consecutivos.

Las mujeres que sufren problemas menstruales, ciclos irregulares o reglas dolorosas pueden tomarlo justo los días antes del inicio de su periodo, para regular su menstruación.

Tradicionalmente el té de artemisa se ha utilizado además en la medicina popular, para tratar resfriados, dolores articulares, dolores intestinales y fiebre. Sirve además para mejorar el mal aliento y combatir el dolor de dientes, si se hacen enjuagues bucales dos o tres veces al día, con el té de artemisa.

te de ajenjo

Este preparado de té, también puede utilizarse como loción externa en la piel, para ayudar a combatir infecciones leves y hongos, y para ayudar en la cicatrización de las heridas. Para ello basta con aplicar el té sobre la piel y dejar actuar. O bien, pueden machacarse y humedecerse las hojas secas y crear un emplasto, que a temperatura tibia se coloca sobre la piel raspada o rasguñada, dejándose actuar.

Uno de sus usos tradicionales más extendidos es la eliminación de lombrices y gusanos intestinales. El té de artemisa también está indicado para digestiones pesadas, empachos y digestiones lentas.

¿Como preparar té de artemisa?

Para preparar el té de artemisa, primero debe secarse la planta. Una vez seca, basta con poner a hervir un litro de agua, agregar 20 á 25 gramos de artemisa y retirar del fuego. A continuación, se deja reposar y se cuela.

Para preparar una sola taza, agregar 5 gramos de artemisa al agua hirviendo, dejar reposar y colar.

Como usar ajenjo desparasitante natural:

Desde  tempos antiguos se sabe que la artemisa es un vermífugo muy potente. Vermífugo quiere decir que expulsa o aniquila las lombrices intestinales.

No obstante, el sabor amargo de esta planta puede resultar desagradable si se da a los niños, por tanto para ellos pueden emplearse otras plantas de efectos vermífugos o antihelmíticos y sabor más agradable.

Para utilizar la artemisa contra las lombrices y gusanos intestinales, basta tomar una o dos tazas de té de artemisa al día, mejor en ayunas. Se amplifican los efectos sí se acompaña además de una cataplasma de artemisa, a temperatura tibia colocada sobre el vientre. Este método (cataplasma o emplasto) es bueno para los niños, si no se desea que estos ingieran la artemisa. Para incrementar el efecto de la cataplasma, hay cubrirla con una banda de tela limpia y dejarla reposar sobre la piel.

Precacución, el ajenjo es abortivo

La artemisa provoca contracciones del útero y favorece la menstruación. Por ello, las mujeres embarazadas o lactantes, no deberían tomarlo en ninguna de sus formas, a menos que un médico con conocimientos sobre la materia así se lo indique.

La excepción es a la hora del alumbramiento, ya que antiguamente se daba té de ajenjo a las mujeres embarazadas, a punto de dar a luz, para ayudarlas en las labores de parto.

Precaución, la artemisa es alucinógena

En cantidades demasiado elevadas o por periodos de tiempo prolongados, la ingesta de artemisa tiene propiedades alucinógenas. De hecho, la absenta (bebida preparada con esta planta) está prohibida en muchos países porque puede causar estos efectos en las personas que la beben. Se cree que la substancia responsable es la antes mencionada tuyona.