Saltar al contenido

Animales ovíparos

¿No lo tienes claro? Conoce la definición de animales ovíparos, qué características comparten todos ellos, y más de 50 ejemplos y curiosidades.

Índice

Que son los animales ovíparos

La palabra ovíparo proviene del latín «ovum-parire» y significa parir huevos. Se denominan animales ovíparos a aquellos que ponen huevos, es decir, cuyos embriones se encuentran dentro de un huevo cuando la hembra los expulsa desde su cuerpo al exterior. En ese momento, los embriones se encuentran sin desarrollar, o en estado poco desarrollado. Pertenecen al grupo de los animales ovíparos todas las aves, así como muchos insectos, los anfibios, los reptiles, moluscos y peces, entre otros.

Existen dos grandes tipos de ovíparos, aquellos que sufren fecundación interna, es decir, las hembras ponen huevos en el aire o la tierra, son huevos secos que previamente han sido fecundados en el interior del cuerpo de la hembra. El segundo grupo corresponde a animales ovulíparosovíparos de fecundación externa, son los que ponen huevos blandos no fecundados en el agua , mientras a la vez el macho vierte su esperma sobre ellos, para fertilizarlos.

Tras ese momento, los huevos pasan por un periodo de desarrollo o incubación, que normalmente requiere de cierta temperaturas y humedad adecuadas para que el embrión pueda crecer y formarse. Finalizado ese tiempo, que varía de una especie a otra, se produce la eclosión del huevo y el nacimiento del nuevo animal.

animales ovíparos fecundación externa
Huevos de ave (fecundación externa)

50 ejemplos de animales ovíparos

  • Aves ovíparas: la gallina, las palomas, las golondrinas, el gorrión, el águila, la cigüeña, el cóndor, los loros, periquitos, el quebrantahuesos, el cisne, los patos.
  • Insectos ovíparos: la abeja, mariquita, el escorpión, la mosca común, los mosquitos, las pulgas, garrapatas, mariposas y polillas, grillos, saltamontes, cucarachas, langostas y mantis religiosas.
  • Peces ovíparos: el pez payaso, las sardinas, la merluza, los peces betta, congrio, anchoas, peces espiga, pez gato, la carpa, el pez globo, el pez unicornio, el pez mariposa y las medusas.
  • Reptiles ovíparos: las tortugas, los geckos, los cocodrilos, el caimán, la iguana, la lagartija y el camaleón.
  • Anfibios ovíparos: la rana de san juan, la rana bermeja, el sapo, el tritón palmeado y el tritón jaspeado.
anfibios oviparos
Rana, anfibio ovíparo de fecundación externa.

Características de los animales ovíparos

  • Tras la puesta de los huevos por parte de la hembra y una vez fertilizados, los embriones de los ovíparos se desarrollan dentro del huevo, y no dentro del útero de la madre, como en el caso de los mamíferos. Por ello se dice que tienen desarrollo embrionario externo.
  • Nacen de un huevo, y no directamente del cuerpo de la madre, como hacen los mamíferos.
  • El oviparismo es una forma reproductiva menos evolucionada que el viviparismo.
  • Los huevos de los animales que viven sobre la tierra normalmente tienen un escudo protector duro que llamamos cascarón. Los huevos de los animales que viven en el agua no tienen corteza, son blandos y gelatinosos en su exterior.
  • Muchos huevos de cascarón necesitan unas condiciones determinadas de humedad y sobre todo temperatura para poder desarrollarse y eclosionar, por eso sus progenitores los incuban, como las aves, o los colocan bajo tierra, como algunos reptiles.
  • Hay una gran diferencia en la cantidad de huevos que estos animales ponen, dependiendo de su especie, por ejemplo un mosquito hembra puede poner entre 100 y 300 huevos de una sola vez, mientras que un cisne pone solamente entre 4 y 7 huevos.
  • El animal que más huevos pone es el pez luna, un enorme pez de agua tropical capaz de poner hasta 300 millones de huevos de una sola vez.
  • Muchos ovíparos, como la mayoría de los insectos y los peces ponen sus huevos, pero no cuidan de sus crías una vez nacidas. En cambio, otros ovíparos como las aves son excelentes madres que incuban sus huevos, los protegen y después cuidan y alimentan a su prole hasta que puede valerse por sí misma.
ovíparos
Hembra de cisne cuidando de sus huevos antes de la eclosión.

Los ovíparos, un grupo de lo más heterogéneo

Hemos citado un montón de características que comparten los animales ovíparos, que sobre todo se refieren a la manera en que se desarrollan sus embriones, que crecen y nacen directamente de un huevo, que la hembra expulsa de su cuerpo. Pero básicamente esto es lo único que realmente les une, puesto que en realidad existen millones de especies de ovíparos, que se subdividen en grupos muy diferenciados unos de otros. Veamos algunos ejemplos curiosos.

Los peces betta son unos pequeños peces de colores, con hermosas colas en forma de abanico, que mucha gente tiene en sus peceras. Cuando el pez betta macho ve a una hembra cerca (puede estar en una pecera cercana a la suya) y está interesado en la reproducción, comienza por construir un nido de burbujas para alojar a los futuros huevos. Una vez juntos en la misma pecera, comenzará el cortejo, en el cual el macho persigue a la hembra y mordisquea sus aletas. Esto puede durar unas horas, o varios días. Tras lo cual, ambos se colocan bajo el nido de burbujas,  y se aparean. El apareamiento es por fecundación externa, es decir, que la hembra del pez betta pone los huevos en el agua, y el macho nada alrededor de ellos expulsando su esperma, por lo que los huevos quedan fecundados.  A continuación, el macho toma los huevos uno por uno, y los coloca en su nido de burbujas.

Nada más nacer, los alevines quedan pegados dentro del nido de burbujas, y si se caen, el macho los recoge y los vuelve a colocar en el nido. Pero pasados dos o tres días, ya pueden nadar libremente, y comienzan a explorar la pecera y alimentarse de microgusanos, crías de gamba y otros insectos. En este momento, el macho se retira y los pequeños alevines comienzan su vida independiente, tienen tan solo 3 días de vida. Puedes conocer aqui como son los peces betta, cuanto tipos existen y como cuidarlos.

caracol poniendo huevos
Caracol poniendo huevos

El caracol es un ovíparo particular, puesto que son animales hermafroditas, es decir todos los individuos son a la vez machos y hembras, porque producen tanto espermatozoides como óvulos. Cuando se aparean, los dos ejemplares se inseminan el uno al otro, y luego ambos pueden poner huevos. Este proceso es bastante largo, y puede durar entre 2 y 7 horas.

Después, tiene lugar la puesta de huevos, que se realiza o bien bajo tierra, o protegidos entre la vegetación, dependiendo de su especie. El caracol adulto se marcha una vez terminada la puesta que consta de entre 40 y 50 huevos, y a los 15 días nacen los pequeños caracolitos, y comienzan su vida independiente, sin haber conocido a su progenitor.

El mirlo común pone huevos de color azul. El mirlo es un ave de color totalmente negro y pico anaranjado, que habita en Europa. El blanco es el color de los huevos de todos los reptiles, y por tanto se cree que era el color original de los huevos. Aunque es verdad que la mayoría de huevos con cáscara son blancos, algunos animales, especialmente aves ponen huevos de otros colores. Así el mirlo pone huevos azules moteados, para que se camuflen mejor en la penumbra de su nido. 

Durante el cortejo el macho canta y hace movimientos con su cabeza muy llamativos para atraer a la hembra. Una vez se aparean, son monógamos, es decir, fieles a su misma pareja para siempre. Normalmente el mirlo pone de dos a cinco huevos, y la hembra los incuba durante dos semanas. Los pollitos nacen ciegos y sin plumas, como ves en la imagen a continuación, y tanto el macho como la hembra los cuidan y alimentan hasta que pueden valerse por sí mismos.

los pajaros son ovíparos
Pajaritos de mirlo naciendo de sus huevos, con los ojos cerrados y sin plumas.

Cuando tienen dos semanas dejan el nido, pero se quedan escondidos por el suelo, cerca de él. Los pollitos persiguen a ambos padres, y estos los siguen alimentando otras 3 semanas más. Hasta que llega un momento en que los pollitos aprenden a buscar insectos por su cuenta, y pueden irse volando a buscar su propio territorio. Los padres nunca echan a sus crías, sino que las crías deciden cuando están listas para irse. Esta forma de cría tan maternal y llena de cuidado, difiere mucho de las costumbres de muchos insectos, que también son ovíparos pero no cuidan ni sus huevos ni sus crías. Como ves, las aves constituyen un ejemplo de cría muy evolucionado, dentro de los animales ovíparos.

Cuales son los mamíferos ovíparos

  • El ornitorrinco, un mamífero semiacuático australiano del orden de los monotremas.
  • Los equidnas o taquiglósidos, son mamíferos terrestres similares a un erizo, que habitan en Australia, Tasmania y Nueva Guinea.

Este caso es muy curioso, porque como ya sabrás casi todos los mamíferos son animales vivíparos, es decir, las crías nacen vivas directamente del útero de sus madres, pero ciertamente existen estas 2 excepciones. Tanto el ornitorrinco como los equidnas constituyen los dos grupos de mamíferos más primitivos.

Por este motivo, aún conservan algunas características de los reptiles, especialmente la de poner huevos. Por tanto son mamíferos ovíparos. Otra de sus singularidades es que sí dan leche a sus crías, pero no tienen pezones. Por ello secretan leche directamente en su piel, mediante unos poros especiales que poseen en el abdomen.

Los ovovivíparos, a medio camino entre ovíparos y vivíparos

Los ovovivíparos son un concepto a medio camino entre ovíparos y vivíparos. Son animales que nacen de huevos, pero éstos quedan alojados en el interior del cuerpo de la hembra hasta el momento de la eclosión.

Haz clic en el siguiente link sobre los ovovivíparos, para descubrir sus características, como funciona este curioso sistema reproductivo, y muchos ejemplos de estos animales.